La presidenta de BYD para América: «Podemos invertir en una fábrica de buses eléctricos en Colombia»

La presidenta de BYD para América: «Podemos invertir en una fábrica de buses eléctricos en Colombia»

La presidenta para las Américas de la marca, Stella Li, afirma que se requieren unos mínimos, y que cuentan con los recursos para entrar.

La compañía china BYD, uno de los principales fabricantes de vehículos eléctricos y baterías del mundo, indica que les interesa una relación de negocios con Colombia. Los anuncios se hicieron durante la presentación del bus biarticulado eléctrico, un vehículo casi diseñado para el mercado del país.

Su presidenta para Norte, Centro y Sur América, Stella Li, habló con Portafolio sobre la compañía y los planes en el país.

¿Cómo es el nuevo biarticulado eléctrico?

Tiene una autonomía de 300 kilómetros por carga, tracción en cuatro ruedas y pesa 40 toneladas.

La experiencia de BYD en buses la evidencia el tener más de 50.000 buses rodando en diferentes partes del mundo. Este nuevo bus tiene capacidad para 250 pasajeros lo que lo hace muy competitivo. Aunque las pruebas muestran que resiste el sobrecupo hasta de 60 personas, no es recomendable y, además, no le caben más personas.

El nuevo bus estará en Bogotá en agosto próximo. Las pruebas de autonomía en la capital colombiana, siempre han estado por encima de lo que indica la carta del vehículo, es decir que fácilmente estará por encima de los 300 kilómetros de autonomía.

¿Han pensado en instalarse en Colombia?

Le puedo decir que nosotros no tenemos ningún problema para invertir en Colombia y de ser necesario construiremos una planta en el país.

Nosotros tenemos una visión de largo plazo, en los países en los que tenemos presencia, no es por un carro y desaparecer, hoy, por ejemplo, en Trinidad y Tobago, vendimos un bus y allí tenemos mantenimiento para ese vehículo.

El negocio de los buses es como un matrimonio, sabemos que los clientes necesitan que su proveedor sea confiable y este siempre allí, y nosotros somos una buena pareja, fiel y de largo plazo.

Otra cosa que tenemos de virtud es que somos los únicos que podemos cumplir la garantía, porque casi toda nuestra tecnología es patentada y es nuestra.

Hoy día tenemos grandes equipos en Brasil y Estados Unidos, formados para responder en menos de 24 horas a las emergencias. Eso es algo que nadie de la competencia puede ofrecer, pero además si Colombia lo quiere nos instalamos allá y estaremos ahí siempre. Tenemos muchos pluses con respecto a cualquier competidor.

¿De qué depende que entren a TransMilenio?

Ahora el balón está en el terreno de los gobiernos, no solo en Bogotá y en Colombia, sino en los países de América del Sur.

Es necesario que estructuren licitaciones que incluyan este tipo de transporte, que mejoran la calidad de vida de las personas en las zonas urbanas en términos de cero contaminación del aire y reducción de ruido.

¿Cómo va la expansión en Latinoamérica?

Hoy por ejemplo tenemos 100 buses operando en Chile y tenemos un pedido por 180 buses adicionales.

De hecho, Chile planea tener una línea 100 por ciento eléctrica con 300 buses. Y ya está andando otro proyecto con otro operador para 400 buses.

En el caso de las ventas, ya existe la estructura en el mundo y tenemos convenios y alianzas, para que la financiación de los vehículos resulte más económica, entre las entidades que apoyan está movilidad figuran el BID y el Banco de Fomento de China.

Además, al final de la vida útil del bus, el dueño tiene una renta adicional que es la segunda vida de la batería.

Para este año, solo con los pedidos actuales y las otras líneas de productos, proyectamos ingresos 30 por ciento adicionales a los logrados el año anterior.

Con Colombia hay grandes proyectos que empiezan a caminar, pero veremos qué pasa.

¿En qué ciudades están en operación?

Hoy Colombia cuenta con 64 buses eléctricos de la marca; Londres tiene 80 buses; somos la primera firma china con presencia en transporte eléctrico en Japón, solo en Shenzhen la flota supera los 15.000 buses con un poco más de cinco años rodando por la calles.

También estamos en Estados Unidos, tenemos 300 buses operando y tenemos pedidos por 600 más. También somos la única empresa China en ese país.

BYD tiene 30 fábricas en el mundo en: Brasil, Francia, India, Japón, EE. UU.

¿Qué es hoy BYD?

Somos una empresa que cuenta con una nómina directa de 220.000 empleados. El año pasado los ingresos operacionales de la compañía sumaron 19,4 billones de dólares y es reconocida como una de las 10 compañías más innovadoras del planeta y es una de las 51 que van a cambiar el mundo.

¿Hasta dónde llevan la innovación?

Recuerdo que hace tres años el Alcalde de Londres decía que no se podría construir un bus de dos pisos con las características de los que operan en esa ciudad y eléctrico, hoy lo tienen y en operación.

Ahora América Latina necesita los biarticulados y los tienen, hemos presentado el primer biarticulado eléctrico de plataforma alta del mundo y ya lo tiene el mercado.

Somos los mejores del mundo en innovación, este biarticulado lo desarrollamos en 650 días.

Pero no es solo en transporte, hemos desarrrollado el SkyRail, un sistema de monorail aéreo que puede transportar hasta 30.000 personas por hora sentido. Nosotros además de la tecnología desarrollamos todo el sistema incluida la construcción. Entregamos 5,5 kilómetros en 130 días, esto es, construcción de la infraestructura urbana, la tecnología, las estaciones y los sistemas para que las personas lo puedan usar, es decir, 100 por ciento operativo. Ahora en la línea de baterías, las desarrollamos para las grandes compañías del mundo y hemos tenido que ampliar la capacidad de producción debido a la demanda.

Para que se haga una idea tenemos registro de patente por más de 14.000 desarrollos.

DATOS DE LA COMPAÑÍA

El secreto de BYD reside en el desarrollo de tecnologías en aleaciones de metales, para sus motores y la efectividad de sus baterías.

Para las baterías de los vehículos el proyecto es darles una segunda vida y para ello ya existen los planes en la compañía, que no se han realizado porque hasta ahora no han tenido que cambiar baterías. Esa segunda vida sería en principio por 18 años. 

Entre las pruebas que se la han realizado a los buses eléctricos de la marca están la subida al Tibet y al Himalaya. Estos motores han estado por encima de los 5.000 metros de altura, sin sufrir pérdida de potencia.

 

Fuente:

Portafolio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido Protegido