La nueva terminal de micros de Retiro podrá tener hasta nueve pisos

La nueva terminal de micros de Retiro podrá tener hasta nueve pisos

a terminal de ómnibus de Retiro es la puerta de acceso a la Ciudad de Buenos Aires. Por allí circulan unas 50.000 personas por día y desde la estación llegan y salen unos 30.000 ómnibus por mes. Sin embargo, el estado de mantenimiento de la estación es sinónimo de abandono. Por eso, se oficializó la apertura de los nuevos pliegos de obra en la terminal que comenzarían a fin de este año y permitirán levantar una obra de hasta 9 pisos e incorporar comercios minoristas.

En los últimos días del año pasado el Ministerio de Transporte de la Nación dejó sin efecto la licitación para operar la Terminal de Retiro y dio comienzo a un nuevo proceso. Esa decisión se justificó en los cambios que exige el nuevo Código Urbanístico.

Esos cambios contemplan algunos puntos relevantes: el primero es que se trata de una licitación abierta, con lo que los oferentes pueden proponer cualquier tipo de modificación dentro del predio siempre que cumpla con las condiciones de la licitación.

Por otro lado, en relación a los nuevos parámetros del Código Urbanístico, la terminal deberá contar con una altura máxima a construir de 28 metros o nueve pisos hacia arriba, a diferencia de los actuales tres niveles.

La terminal de Retiro tiene 12 hectáreas de superficie y el objetivo de la obra es renovar el espacio de boleterías, baños y accesos. En tanto, la licitación nueva también habilita la instalación de nuevos comercios o locales comerciales minoristas de cultura, deporte, alojamiento, estaciones de servicio o garajes, tanto adentro como afuera de la estación.

Los pliegos para realizar trabajos en la terminal se aprobaron en la resolución 293/2019. Según esa resolución, se dio luz verde tanto a los pliegos como las especificaciones de la licitación de la estación, con lo que quien resulte ganador operará la terminal por 35 años.

En tanto, también se creará una comisión evaluadora de ofertas para supervisar las obras integrada por tres representantes de la cartera de Transporte. Tal como explicaron fuentes oficiales, la inversión para llevar adelante esas obras rondará los $1000 millones. El lunes se llamará a licitación y se espera que las obras inicien a fin de año.

Administración

La administración está a cargo de la empresa TEBA SA, quien mantiene la operación desde 1993 y cuyo dueño, Néstor Otero, está acusado en la causa de los cuadernos de las coimas, además, la Justicia comprobó que mantuvo durante años un departamento en la Avenida del Libertador para el exsecretario de Transporte, Ricardo Jaime.

En diciembre pasado, el gobierno nacional dio de baja la licitación -proceso que demandó tres años- para convocar a una nueva. En 2017, se empezó con la apertura de la operación, pero las empresas que presentaron sus ofertas no cumplieron con los requisitos necesarios. Entonces, la Terminal de Retiro volvió a las manos de la empresa de Otero.

Fuente:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido Protegido