La mitad de los choferes de colectivo que se contraten en Rosario deberán ser mujeres

La mitad de los choferes de colectivo que se contraten en Rosario deberán ser mujeres

Lo resolvió el Concejo Deliberante local, luego de una demanda por discriminación de una ex empleada.

El Concejo Deliberante de Rosario aprobó este jueves que se aplique la paridad de género para la incorporación de choferes de colectivo. La norma obligará a empresas públicas y privadas del Transporte Urbano de Pasajeros de la ciudad a contratar, a partir de su sanción, tantas mujeres como hombres.

La decisión legislativa llega una semana después de que un grupo de colectiveras presentara un amparo judicial por considerar que existía discriminación al momento de generarse vacantes en empresas de colectivo y luego de que el secretario general local de la UTA, Manuel Cornejo, opinara que el cuerpo de la mujer «no está preparado» para conducir colectivos.

«Las vacantes que se produzcan en los puestos de choferes de las Líneas de transporte de Empresas Públicas, y en un futuro, en aquellas concesionadas a Empresas Privadas, deberán cubrirse de manera que se asegure la incorporación igualitaria de mujeres y varones, es decir en proporción 50% y 50%, siempre en atención a los criterios de idoneidad para el desempeño del cargo», plantea la normativa aprobada en forma unánime.

El dirigente sindical había desatado una polémica al considerar que el trabajo como chofer de colectivo «es muy duro», que «el organismo de la mujer no está preparado para eso», además de cuestionar el mayor nivel de ausentismo que tenían y las complicaciones que generaban «las cuestiones de la maternidad». Por sus dichos el grupo de mujeres colectiveras lo denunciará ante el Indadi.

Los dichos de Cornejo, duramente cuestionados desde múltiples sectores, llegaron mientras la abogada Romina Perea patrocinaba un amparo en nombre de ex trabajadoras de la empresa de colectivos que controla el municipio. La abogada cuestionaba en su presentación que las mujeres no tenían posibilidad de ingresar en la planta permanente y que sólo se les daba la posibilidad de realizar suplencias ocasionales. La normativa aprobada en 2006 que perseguía ese fin no establecía hasta hoy sanciones para las firmas que no contrataran mujeres.

Lo aprobado en la tarde de este jueves modifica la ordenanza sobre el tema sancionado en 2006. El texto plantea que los cambios se introducen ante «el persistente incumplimiento» de la ley anterior. El proyecto aprobado habla del «reclamo genuino de las mujeres choferes que hace años vienen luchando por el acceso a dichas plantas permanentes, y que a pesar de la existencia de la mencionada normativa, continúan sin poder acceder a las mismas, siendo excluidas y discriminadas por causas de género».

Entre los puntos destaca los obstáculos que encuentran las mujeres para realizar ese trabajo y que sólo logran «un ingreso por única vez de 90 días para la cobertura de vacaciones».

La ordenanza crea el “Programa Mujeres Choferes del Transporte Urbano de Pasajeros”, en el ámbito del Ente de la Movilidad. Busca la gradual incorporación de mujeres en el plantel permanente de choferes del TUP, tanto de las Líneas de Empresas Públicas, como en las Empresas Privadas Concesionarias del Sistema. Para ello se creará un registro donde se anotarán todas las mujeres (se establece para ello un plazo de 90 días desde sancionada la norma) y habrá un control trimestral para comprobar si se cumple con la paridad en el ingreso.

«En caso de que el número de vacantes disponibles resulte impar, se deberá comenzar siempre por incorporar primero a una mujer y luego a un varón y así sucesivamente», aclara la norma. De no cumplirse la ley se establecen sanciones que irán desde 1000 hasta 3000 VTV.

 

Fuente:

Clarín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido Protegido