Mendoza ya tiene 14 de los 18 colectivos eléctricos que compró

Mendoza ya tiene 14 de los 18 colectivos eléctricos que compró

Son unidades con cargadores que llegaron desde China. Cuentan con una autonomía de 250 kilómetros. Dos ya están en la calle.

Una de las promesas con que llegó el Mendotran a reemplazar el sistema de transporte público urbano que estuvo vigente hasta fines del 2018 tenía que ver con la inclusión de unidades eléctricas a la flota. 

El mismo Ejecutivo lo había asegurado y hasta adelantado su intención de comprar 50 unidades, que serían administradas por la STM (Sociedad de Transporte Mendoza) en el grupo 100; y que se destinarían a cubrir los recorridos troncales.

Finalmente el Gobierno concretó la compra de 18 colectivos eléctricos, 14 de los cuales ya están en Mendoza. Entre el miércoles y jueves pasados llegaron 12 unidades de la firma china BYD -lo hicieron vía Chile- y la postal de los colectivos siendo trasladados por los caracoles en el Corredor Bioceánico se tornó por demás llamativa.

El viaje de los nuevos colectivos eléctricos Chinos desde Chile a Mendoza en camiones

Los flamantes vehículos saldrán a la calle durante los próximos días y se unirán a los otros dos que ya están cumpliendo el recorrido Parque (recorrido 130) junto con los siete troles.

Las cuatro unidades eléctricas restantes que han sido adquiridas tienen fecha de entrega para el 7 de julio, por lo que dentro de un mes se espera que estén todas en la calle.

En marcha

La devaluación y sus consecuencias fueron clave para bajar las aspiraciones iniciales y reducir a más de la mitad el número de colectivos eléctricos que adquirió la STM en comparación con los que pretendía comprar.

Por cada uno de los 18 colectivos -con sus respectivos cargadores- se abonaron 400.000 dólares, y los dos primeros llegaron a principios de marzo.

La primera pareja de micros ecológicos fue destinada al recorrido Parque -Centro, y complementó a los 7 troles que están en circulación. Desde el día uno, permanentemente están en circulación cumpliendo el circuito del 130.

El miércoles en tanto llegaron los 12 más nuevos, fabricados por la empresa china Build Your Dreams y distribuidos por Andesmar. 

Durante las próximas semanas saldrán a la calle y completarán los tramos troncales que vinculan al Gran Mendoza de norte a sur (recorrido 110), también administrados por la STM y que unen Las Heras, Ciudad y Godoy Cruz.

En tanto, se irán quitando de circulación y paulatinamente aquellos vehículos que hoy la STM está alquilando para ofrecer estos servicios.

A nivel nacional, Mendoza se ha convertido en la provincia con mayor flota de colectivos eléctricos en funcionamiento; más teniendo en cuenta que los vehículos cumplen -o cumplirán, en el caso de los que saldrán en los próximos días- recorridos de forma regular (en otras provincias, como es el caso de Buenos Aires, recién se están implementando pruebas pilotos).

Ecológico

Uno de los principales beneficios de las unidades eléctricas y que fue expuesto por el Gobierno cuando anunció su compra está referido al ahorro de fondos y al cuidado del medio ambiente.

Por un lado, al funcionar con electricidad es más económico el gasto de energía al cargar cada uno de los colectivos que lo que debería invertirse en materia de combustible. A ello se suma la protección ambiental, teniendo en cuenta que no generan contaminación justamente por la combustión

La autonomía de cada colectivo es de 250 kilómetros -es la distancia que pueden recorrer hasta que es preciso volver a cargarlos- y puede superar los 100 kilómetros por hora en cuanto a velocidad. No obstante, al tratarse de recorridos urbanos no debería llegar en ninguna circunstancia a esa velocidad.

Estas unidades reciben la denominación técnica de “autobús urbano” y son de piso bajo, con motorización en paralelo. Cada una de ellas tiene  12 metros de largo, con sistema de climatización frío-calor y con tres puertas laterales de acceso.

Además, tienen una capacidad mínima de 26 pasajeros sentados y 57 parados, junto al espacio reservado para sillas de ruedas. Estos buses utilizan baterías de fierro fosfato y poseen freno regenerativo, lo que permite almacenar energía adicional en las baterías al frenar.

 

Fuente:

Los Andes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido Protegido