Un dispositivo USB permite acreditar saldo en la SUBE en cualquier lugar

0

Para cargar la tarjeta SUBE hay diferentes opciones. Se puede acudir a algún punto de carga, como locales comerciales, estaciones de tren/subte, correos argentinos y loterías. Existe otra opción, claro, que es la de cargar la SUBE con tarjeta de crédito o débito en cajeros de la Red Link o Banelco, a través del homebanking (Internet) y Pagomicuentas, o a través de las apps de MercadoPago o Todo Pago. Pero todas estas últimas tienen una limitación: una vez hecho el crédito, hay que pasar sí o sí por una Terminal Automática y acercar la SUBE para acreditar la carga y que la tarjeta disponga de ese nuevo saldo. Esto es porque la tarjeta SUBE trabaja offline y necesita conectarse físicamente a través de esos dispositivos autorizados para recibir la información de la carga nueva.

Ahora, esa máquina que valida el saldo podrá estar en cualquier hogar u oficina gracias a un nuevo y diminuto dispositivo conocido como «Conexión Móvil SUBE». Básicamente lo que hace este accesorio es completar el último paso: una vez cargado el crédito, permite sincronizar el dinero acreditado en el sistema con la información que tiene la tarjeta. Y todo sin más trámite que apoyar la tarjeta en el lector.

Es un lector de tarjetas provisto por el Ministerio de Transporte que se conecta mediante un cable USB a la computadora, celular o tablet. Habrá que tener instalada la aplicación (disponible para Windows o Android) y, una vez conectado el dispositivo, al apoyar la tarjeta en el aparato se podrá acreditar cargas, consultar el crédito disponible y recuperar saldo. El precio del lector, por ahora, es de 390 pesos (está en promoción por su lanzamiento y se puede pagar en 12 cuotas) y se puede comprar online y retirar en 3 sucursales CAS (en CABA, San Martín y San Justo) o pedirlo a domicilio. También se puede canjear por puntos en el Banco Nación.

Hacer la carga no tiene costo, pero tiene un límite de diez acreditaciones diarias. Está pensado para un uso familiar o en una oficina, compartido por varias personas.

 

Fuente:

La Nación

SUBE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here