Paraguay: Fabricaron un colectivo 100% eléctrico

0

El innovador José Carlos Ramírez presenta un bus, una camioneta y una bicicleta accionados con energía eléctrica, que no producen ruido, ni contaminan y además son económicamente muy convenientes para el Paraguay. Pretende desarrollar y ensamblar plataformas 0Kms y con ellas hacer próximamente una marca país.

Quien nació a mediados del Siglo XX tal vez recuerde los avisos publicitarios en revistas que instaban a adquirir “mágicos” aparatos eléctricos, como el revolucionario lavarropas, que para las mujeres de entonces significó emanciparse del yugo del fregado a mano. La tecnología comenzaba a permear en la sociedad civil, que pasaba de la radio a la televisión. Esta, junto con el auge de los cómics, potenciaron la imaginación popular y crearon personajes con superpoderes y ciudades futuristas que hasta tenían coches voladores.

De la curiosidad inicial que tuvo el hombre hacia los robots, pasó a sentir cierta rivalidad en el ámbito laboral. Y pensar que todavía no sabía qué significaba depender de computadoras, celulares, wifi, internet, ni imaginaba los alcances de algo llamado inteligencia artificial. La vida era simple y el hombre, inconsciente. Áreas como producción, desarrollo, economía e industria hicieron que los recursos naturales sean sobreexplotados y en pocas décadas la capa de ozono dio el primer aviso. Luego la advertencia provendría del calentamiento global y sus terribles consecuencias.

Para instalar el sistema eléctrico se elimina el 85% de las piezas del bus de combustión.

El ser humano comprendió que la generosidad del planeta tenía un límite y que debía respetar la naturaleza si pretendía sobrevivir. Así nació la conciencia que primero se centró en la deforestación, luego en el agua potable, hasta transformar aquellas ciudades idílicas del futuro en prácticas y amigables urbes llamadas sustentables. ¿Pero qué son?

La ciudad sustentable es una ciudad equilibrada que tiene en cuenta un desarrollo económico, un cuidado y sostenibilidad ambiental e indicadores socioculturales como la equidad social y empleo. Es el equilibrio entre lo económico, lo social y ambiental. Estas tres variables crean una ciudad sustentable”, indica Mario Villalba, cofundador de la Red Paraguaya Por Ciudades Sustentables, quien actualmente cursa su doctorado en Desarrollo Urbano y Gestión de Ciudades en el Instituto de Vivienda y Desarrollo Urbano Sustentable de la Erasmus University Rotterdam, en los Países Bajos.

Para Mario, uno de los puntos importantes para alcanzar el equilibrio dentro de este tipo de metrópolis es la movilidad eléctrica. Explica que la industria automotriz genera trabajo (beneficio económico) y también social, pero los autos que contaminan no generan un beneficio ambiental, además producen congestión vehicular.

Con el tablero electrónico se controla todo, desde la velocidad hasta la carga de la batería y la temperatura del motor.

Asegura que el vehículo eléctrico reduce ese impacto ya que no contamina el aire como el de a combustión. Y si bien todavía no tiene un efecto en la reducción del tráfico, el impacto ambiental es menor. La congestión vehicular genera un problema económico, social y ambiental cuando la gente pierde horas aprovechables. Es tiempo productivo que se podría pasar con su familia o trabajando, generando innovaciones, o estudiando. Se usa más energía, hay más polución, pero con los autos eléctricos se reduce el problema.

Como Paraguay no produce hidrocarburos, la importación de este producto es del 100%, lo que conspira contra la economía y el ambiente. Según registros oficiales, Petróleos Paraguayos (Petropar) compró en el 2016 casi 550 millones de litros (m/l) de gasoil, cifra que en el 2017 se incrementó a 599 m/l. Otras compras de la estatal paraguaya en el 2016 se refieren a casi 2 m/l de Nafta Ron 85, además de 108 m/l de Nafta Virgen y 20 m/l de Nafta Ron 91. En el 2017 las adquisiciones de combustibles fósiles siguió con 79 m/l de Nafta Virgen y 28 m/l de Nafta Ron 91.

Las importaciones llegan por el océano y través de naves que remontan el río Paraguay. Paradójicamente, los ríos del país generan una de las mayores cantidades de energía hidroeléctrica (limpia) per cápita del mundo, con 9.000 kWh por habitante, según publicación del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), en el 2017.

Banco de baterías para el Bus. Son 42 de 19 kilos cada una.

Para Mario es importante generar incentivos para que la gente use movilidad eléctrica. “Acá en Holanda, donde yo estoy, hay incentivos en el estacionamiento. Para los autos movidos a combustible es bastante caro el parking, pero si es eléctrico es gratis”, cuenta y expone otros tipos de energías limpias, como la eólica y la solar, que tienen gran potencial de desarrollo para el uso de la movilidad eléctrica

Alerta desde Rusia. Contrario a los que están a favor de la movilidad eléctrica, el físico ruso y presidente del Instituto Kurchátov, Mijaíl Kovalchuk, el 20 de marzo del 2018 advertía en el medio digital RT que “si todos los coches fueran eléctricos, moriríamos mañana mismo por las lluvias ácidas”. Incluso tilda el uso de los vehículos eléctricos como “un engaño” y explica que si todos los automóviles que circulan por la Tierra pasaran mañana a la electricidad, habría que triplicar la capacidad de generación, lo que es imposible. “Y si lo hacen, mañana morirán de las lluvias ácidas porque estarán quemando carbón”, aseguró.

El medio define a la lluvia ácida como “un fenómeno que se manifiesta cuando la humedad del aire se junta con óxidos de nitrógeno, dióxido de azufre y otros contaminantes emitidos al quemar carbón u otros combustibles fósiles para producir energía eléctrica”, cosa que en Paraguay no ocurre ya que la generación de electricidad se realiza mediante hidroeléctricas y no por quema de carbón.

MONTAJE. Las baterías y el motor eléctrico pesan mucho menos que el sistema diésel convencional.

Otra voz de alerta que se da es la del doctor Hernán Martínez, médico internalista de Paraguay, quien advierte sobre las consecuencias del uso de los combustibles fósiles. “Se estima que cada año mueren en el mundo más de 100.000 personas por cáncer de pulmón atribuible a la contaminación. Por contaminación ambiental se incluye a la polución producida por el transporte, las emisiones industriales, o la calefacción”, argumenta, y explica que el monóxido de carbono es un producto de la combustión de materiales como el petróleo y es común que se forme a partir de los vehículos en movimiento. En consecuencia, este producto se acumula en las zonas urbanas, cerca de las vías rápidas y de calles de gran movimiento. Este gas parece no afectar a las plantas, pero es muy tóxico para los seres humanos, ya que interfiere con el transporte de oxígeno en la sangre. Los efectos en la salud se hacen más graves conforme mayor sea la cantidad de monóxido de carbono en el aire y el tiempo de la exposición.

“La Organización Mundial de la Salud (OMS) confirma que la contaminación provoca cáncer”, dice Hernán. Agrega que mientras las personas tienen mayor exposición a las partículas y otros contaminantes en el aire, tienen mayor riesgo de desarrollar cáncer de pulmón. El aire contaminado también aumenta el riesgo de cáncer de vejiga, según la Agencia Internacional de Investigación del Cáncer, dependiente de la OMS (IARC, por sus siglas en inglés)”, refiere Hernán.

 

La solución está en la ciencia, asegura el innovador José Carlos Ramírez, presidente de la empresa Asunción Interactiva SA, representante legal de Asunción Innova y de Electric Bike Py, quien desde hace años desarrolla modelos de movilidad eléctrica en Paraguay en campos como Bus Eléctrico, Auto Eléctrico y Bicicleta Eléctrica.

“Mi visión es hacer que el transporte público de pasajeros en Paraguay pueda ser 100% eléctrico y posicionarlo en la región. Queremos desarrollar y ensamblar plataformas 0 Km y con ellas hacer una marca país en el futuro. Tenemos todas las condiciones”, asegura. Y es que él utiliza tecnología probada en otros países, con certificación internacional.

Bicicleta eléctrica

José Carlos comenta que los buses que él transforma de diesel a eléctricos utilizan motores que funcionan con batería de litio, la Tesla 18650, que ya está en el país y que fue una negociación muy compleja ya que Tesla no vende por una política sus baterías. Como hombre de negocios explica dos términos fundamentales: rentabilidad y el ahorro.

La rentabilidad se aplica a los buses ya que luego de la conversión, que cuesta USD 130.000, y en la que se elimina el 85% de las piezas, los vehículos que cargaban combustible por valor de G. 170.000 en adelante gastarán G. 125.000 por la carga completa de la batería, que se realiza con un cargador Grado 3, en 55 a 60 minutos. La rentabilidad en el caso de los eléctricos es del 78% al 80%, en tanto que los diésel solo es de 20% a 21%.

La autonomía por carga es de 250 a 300 km, es decir, alcanza para unos 5 “redondos” dentro del área metropolitana. La velocidad puede ser programada para lograr la máxima eficiencia y la seguridad –evitando carreras entre buses–, alcanzando los 95 km/h. Para los viajes interurbanos, la velocidad puede ser mayor. En este caso, haciendo una carga de media hora en el camino se logra recuperar 80% del nivel de batería.

El bus eléctrico presenta varias ventajas sobre el a combustible. Por ejemplo, no contamina el medio ambiente, no produce ruidos y no consume energía cuando se levanta el pie del acelerador. Incluso en ese caso, la batería se recarga automáticamente alcanzando un 85% de regeneración.

En Brasil aun no hay buses eléctricos. Hay uno que hicieron en forma experimental en una universidad, pero no es uno de transporte público de pasajeros. Lo que ellos hicieron es algo más interno con variadas frecuencias, muy experimental. En Uruguay hay un bus que cuesta USD 500.000 de la fábrica B&B, que hace un recorrido de 30 km y que lleva a gente para un tour. En Chile compraron uno de forma experimental para una empresa”, explica José Carlos.

El ahorro se refiere a los autos eléctricos ya que no es un negocio sino un medio de transporte. En este caso, el innovador cuenta que tiene el prototipo de una camioneta eléctrica, cuya conversión alcanza los USD 9.500. El motor de combustión de 2.000 cc fue reemplazado por otro eléctrico de 50 HP y un banco de batería de 21 kW, que brinda una autonomía de 160 a 170 km. La batería de litio, que dura 10 años, puede cargarse en la casa ya que solo necesita una tensión de 220 voltios. El tiempo de carga puede ser de dos horas o 3 y hasta 5 para no exigir a la red. “Cuando se dimensione más vamos a trabajar con la Ande para ver cuáles son las zonas que tienen menor consumo a la noche y haremos puntos estratégicos de cargas”, explica.

La bicicleta eléctrica nace en busca de una nueva alternativa innovadora de movilidad urbana, dice José Carlos, quien comenta que muchas personas no pueden usar un biciclo para ir al trabajo porque llegan sudados. “Con este sistema eléctrico pueden ir y llegar sin cansarse y regresar pedaleando para hacer ejercicio. Tengo una bicicleta transformada que participó en el FestechPy y fue seleccionada”, comenta.

Bicicleta eléctrica: Con la bici se puede ir al trabajo sin sudar ni cansarse y de regreso hacer ejercicio.

La bicicleta cuenta con una batería de litio de 36 Volt, tiene una vida útil de 3 años, se recarga en 4 horas enchufando a 220 voltios y es desmontable. Posee un motor de 500 Watts la parte delantera y desarrolla una velocidad de 27 km/h. En la parte trasera se ubica el generador que recarga la batería cuando la persona pedalea. “Tiene una particularidad que le diseñé como un generador que cuando la persona pedalea va recargando automáticamente la batería. Eso es algo fundamental. Tiene una autonomía de 40 o 45 kilómetros; en modo eléctrico 100%”, asegura. También aclara que tiene tres modos de andar: eléctrico, pedaleo y pedaleo asistido.

El Metrobús en Asunción contempla la inclusión de buses eléctricos a mediano plazo, refiere un comunicado oficial del MOPC. El ministro de Obras Públicas, Ramón Jiménez Gaona, indicó que el proyecto propone la inclusión de un 5% de buses eléctricos dentro de la flota. Afirmó que este porcentaje supera la media de los países que están optando por dicho sistema.

“Esa tecnología debe madurar durante un período de aproximadamente 10 años. Nos aseguraremos de que se concrete el recambio de los buses diésel, dependiendo de qué tan consolidado esté ese sistema”, argumentó a la par de opinar que hoy aún no es prudente comprometer la red de buses eléctricos, con una vida útil de 25 años y una tecnología no probada suficientemente.

Bus eléctrico

También aseguró que se prevé proyectar la implantación de corredores compuestos por colectores eléctricos y acompañar la tendencia mundial que permita contar con una flota 100% eléctrica.

Con la convicción de contar con la tecnología adecuada, respetando el medio ambiente y generando mayor rendimiento y bienestar a los ciudadanos, los vehículos eléctricos son una realidad en el presente. El futuro llegó, llegó como un flash.

 

CIFRAS

95 Kilómetros/hora

Es la velocidad máxima, aunque se puede reducir para seguridad del pasajero sin que el chofer pueda ir más rápido.

220 Kilómetros

Es la autonomía de este bus. Esto significaría, por ejemplo, 4 redondos de los que hace la línea 21. Se puede aumentar.

85.000 guaraníes

Es el costo que tendría este bus para realizar los 4 redondos, reduciendo así los 700 mil guaraníes en promedio de diésel.

70 minutos

Es el tiempo máximo que precisa para recargar las baterías luego de los 220 kilómetros para volver a trabajar.

5.000 Kilos

Es lo que carga este bus en esas condiciones; es decir, alrededor de 55 pasajeros transportados de forma eficaz.

130.000 dólares

Es el costo estimado por unidad, pudiendo llegar a los 180.000 verdes en el caso que se trate de buses de mayor tamaño.

18 meses

Llevaría al empresario recuperar la inversión (tomando como parámetro una línea estándar). El resto, je’urei hína.

 

 

Fuente:

La Nación Paraguay

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here