El Embajador de China en Chile: «El futuro de los vehículos eléctricos está en China»

El Embajador de China en Chile: «El futuro de los vehículos eléctricos está en China»

Por el embajador de China en Chile, Xu Bu

Cien buses eléctricos de BYD fabricados en China están siendo enviados por vía marítima a Chile, cuya llegada está programada para el mes de noviembre. Estos buses serán parte del sistema de transporte público Transantiago, y servirán para mejorar la calidad de la vida cotidiana del pueblo chileno.

Según el Informe ¨Global de Investigación de la Industria Automotriz», publicado por JP Morgan en julio de este año, la tasa de popularización global de los vehículos eléctricos llegará a 7,7% en 2025, alcanzando ventas de 33,6 millones de unidades, entre las cuales el 55% serán vehículos eléctricos chinos. China tendrá un rol protagonista en esta industria por ser el mayor productor de los vehículos eléctricos en el mundo.

Los estudios de 2017 señalaron que el año pasado se vendieron en total 1,2 millones de autos eléctricos en todo el mundo, de los cuales 570 mil unidades se vendieron en China, alcanzando casi a la mitad de las ventas mundiales. Durante el primer semestre de este año, China produjo 413 mil unidades y vendió 412 mil autos eléctricos, con un aumento significativo del 95% y 112% respectivamente en contraste con el mismo período del año anterior.

En este sentido, la mayoría de los países y gobiernos de todo el mundo han llegado a un consenso y han adoptado diversas iniciativas para promover enérgicamente el desarrollo de los vehículos eléctricos. Japón planeó vender hasta 1 millón de vehículos eléctricos en 2020, EEUU lanzó un plan de subsidio de USD 4,5 mil millones para vehículos eléctricos y Alemania subsidiará 1,2 millones de euros con el mismo fin, y Corea del sur anunció que lanzaría «el mayor nivel de subsidios para vehículos eléctricos a nivel mundial».

La mayor ventaja de los vehículos eléctricos constituye en su rol de dirigir el futuro de la industria automotriz hacia el rumbo de la carbonización baja, la informatización e intelectuación. No sólo cuentan con mejores eficiencias energética y ambientales que los vehículos tradicionales, sino también cambiará radicalmente el futuro modelo de viaje de la humanidad con su plataforma inteligente.

Jeremy Rifkin, economista y autor de “la Tercera Revolución Industrial”, argumenta que la combinación de energía renovable y tecnología de Internet conducirá a la tercera revolución industrial. Connectando el vehículo eléctrico con el Internet, la rejilla inteligente, y la red de infraestructura de carga se podrá construir  el sistema de información de transporte y energía coordinado entre los vehículos e Internet.

En este sentido, la mayoría de los países y gobiernos de todo el mundo han llegado a un consenso y han adoptado diversas iniciativas para promover enérgicamente el desarrollo de los vehículos eléctricos. Japón planeó vender hasta 1 millón de vehículos eléctricos en 2020, EEUU lanzó un plan de subsidio de USD 4,5 mil millones para vehículos eléctricos y Alemania subsidiará 1,2 millones de euros con el mismo fin, y Corea del sur anunció que lanzaría «el mayor nivel de subsidios para vehículos eléctricos a nivel mundial».

Como uno de los signatorios del Acuerdo Climático de París 2015, el Gobierno chino se ha comprometido a reducir las emisiones de carbono en respuesta al cambio climático, y por lo tanto, desarrollará vigorosamente los vehículos eléctricos como una de las iniciativas importantes, y ha lanzado una serie de medidas combinadas.

En el aspecto de las políticas, el gobierno chino ha impuesto regulaciones y cuotas de emisiones de vehículos más estrictas a los fabricantes de automóviles, con el objetivo de reducir el consumo promedio de combustible de los vehículos de pasajeros a 5 litros/100 kilómetros en 2020, y ha exigido a las instituciones gubernamentales  y públicas de China que más de 30% de sus nuevos vehículos comprados sean de energía renovable.

Respecto a la administración urbana, los ciudadanos de Beijing que compren vehículos eléctricos obtendrán más rapidez su patente, en comparación con aquellos que compren vehículos tradicionales, quienes deberán ser sometidos a un sorteo para obtenerlo. La medida más llamativa es el paquete de infraestructura. Para finales de este año China construirá 600 mil baterías de carga, de las cuales 100 mil son de carga pública y 500 mil de carga privada.

China está invirtiendo USD4,3 mil millones para construir una super autopista de 160 kilómetros que puede ser controlada por una plataforma de nube inteligente de de BIG DATA. Una vez ya construida en el 2022, se convertirá en una autopista de velocidad ilimitada donde se realizarán cargas inalámbricas móviles,  o sea los vehículos eléctricos pueden hacer la carga de batería durante la conducción.

En 2008, durante los Juegos Olímpicos de Beijing, se utilizaron vehículos eléctricos para transportar a atletas provenientes de diferentes partes del mundo, transmitiendo el mensaje olímpico del deporte sano al mundo.  El año que viene, Chile centrará las atenciones del mundo por ser la sede de APEC. Personalmente espero que los vehículos eléctricos fabricados en China puedan servir a este evento y contribuir al éxito del evento.

 

 

Fuente:

El Mostrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido Protegido