Paraguay: Un ramal de la Línea 29 dejó de circular y una usuaria le dedicó una carta de despedida que se volvió viral

Paraguay: Un ramal de la Línea 29 dejó de circular y una usuaria le dedicó una carta de despedida que se volvió viral

Usuaria afectada comparte sus sentimientos, porque el colectivo ya no pasa hacia su casa, en la zona de San Lorenzo y parte de Capiatá, y ahora debe caminar con otros pasajeros hasta la Ruta I.

Una emotiva carta de despedida posteó Lia M. Barrios en su perfil de Facebook, pero no se dirigía a un familiar, un amigo o alguna mascota que la dejó. Tampoco era por algún fin de curso, que suele ser común a partir de estas fechas o porque algún amor la abandonó.

Evoca a la Línea 29, ramal Kokueré, que ha dejado de circular por su comunidad, dejando sin servicio de transporte a cientos de usuarios a ese sector de San Lorenzo y parte de Capiatá.

“Fuiste un maldito, pero te extraño”, se titula el escrito, acompañado de de una fotografía del micro en cuestión, perteneciente a la empresa Panchito López.

Al principio, reprocha a “su” colectivo, por su irregularidad y los padecimientos que sufría a causa de eso.

“Sin embargo, todo ese odio que te tenía guardado en el corazón, desaparecía cuando te veía venir!!!! ¡Dios mío que felicidad verte! Corría para abordarte”, decía a continuación la carta, que contenía además algunas anécdotas de la usuaria, esperando el micro, ya sea de día o de noche.

“Tal vez las cosas no hubieran sido tan complicadas si dabas más de vos, si no tuvieras tan poca frecuencia de noche. Otras veces quiero culpar al metrobús de mierda que empeoraba todo. Solo esperarte era un martirio, ¡imaginarme todo el trayecto de horas que haríamos juntos era la muerte!”, graficó en otro párrafo de la misiva.

Al final, ella se declaró “incondicional” del 29 Kokueré.

La publicación está causando furor en la red social, donde ya fue compartida casi 750 veces, con más de 800 reacciones y unos 220 comentarios.

 

LA CARTA COMPLETA:

Fuiste un maldito, pero te extraño

Todavía no estoy segura de si realmente decidiste irte completamente, pero necesito decirte que te extraño y algo más…
Un montón de veces me dejaste esperándote sola, en la noche, cansada…
Fuiste un maldito irregular en tus horarios cuando el sol ya no estaba. Tuve que caminar con miedo y recurrir a otros para volver a casa.
Sin embargo, todo ese odio que te tenía guardado en el corazón, desaparecía cuando te veía venir!!!! ¡Dios mío que felicidad verte! Corría para abordarte.
Bueno, a veces de tan zaparrastroso que eras, ni luz tenías, pero te reconocía a lo lejos por el verde…
El verde del cartel «kokuere». Todos me conocían porque yo era la que se quejaba de que no venía su 29.
Tal vez las cosas no hubieran sido tan complicadas si dabas más de vos, si no tuvieras tan poca frecuencia de noche. Otras veces quiero culpar al metrobús de mierda que empeoraba todo. Solo esperarte era un martirio, ¡imaginarme todo el trayecto de horas que haríamos juntos era la muerte!
Bueno. Cuando empezaste a tener aire acondicionado te perdoné un montón de cosas, al menos mostrabas mejorías.
Pero ahora ya no aparecés, idiota yo. Siempre supe que me dejarías. Todas esas veces que te esperamos con Mikaela Zárate en Montevideo, sentadas en el suelo. «Ya no va a venir, vamos a esperar 27». «Va a venir ko, esperá». ¡Debí saberlo!
Algunos dicen que vas a volver. Yo no me quiero ilusionar, pero si querés, sabés que soy tu incondicional.
Gracias mi amor por llevarme a la danza, a la facultad, al trabajo… ¡por tantos años!
Es hora de decir adiós. ¡Vendrán mejores!
Posdata: Te extraño. Ahora hay que caminar hasta la ruta.

 

Fuente:

Facebook

Extra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido Protegido