Ecuador: Guayaquil da un paso a la electromovilidad con flota de buses eléctricos

Ecuador: Guayaquil da un paso a la electromovilidad con flota de buses eléctricos

Guayaquil se ha sumado hoy a la lista de  ciudades que apuestan a la electromovilidad con la incorporación de buses eléctricos para la transportación urbana.

En medio del frío de la ciudad china de Hangzhou y con la danza típica del dragón,  20 unidades de esta tecnología fueron entregadas la mañana de este viernes en China (noche del jueves en Ecuador, por sus 13 horas de diferencia) a la compañía Saucinc, que cubre la línea 89, de Sauces al centro.

Los trabajadores de la planta de BYD venían produciendo desde septiembre estos buses de 12 metros para Guayaquil, que salen de fábrica pintados con los distintivos de la bandera porteña.

Las unidades para Guayaquil son la segunda flota que sale a Sudamérica desde la planta de BYD.  Días atrás partieron 100 buses eléctricos para Santiago de Chile, donde el gobierno se ha involucrado fuertemente en este recambio de tecnología.

Los buses de Guayaquil irán de  la industrial Hangzhou, que tiene unos 10 millones de habitantes, hasta el puerto de Shanghai, en el este de China. De allí se transportarán a Manta y pasarán a Guayaquil.

Esta tecnología eléctrica suple los motores tradicionales, pues permite mover los buses a través de baterías recargables, con autonomía de hasta 300 km por día. Estas se cargan en electrolineras, que son especie de puntos se carga con enfuches especiales para el suministro de energía.

La adopción de esta tecnología implica tener buses más silenciosos por las calles y menos contaminantes por la reducción del CO2 mientras circulan.

El fabricante BYD estima que en el mundo hay  325 mil  unidades eléctricas, el 91% está en China.

Para los operadores, si bien la adquisición del bus eléctrico representa un inversión mayor que un carro a diésel, sus promotores alegan que el gasto en mantenimiento es menor.

Los buses pasan por un mantemiento preventivo a los 5.000 km y luego por ciertas revisiones que en China no toman más de dos horas, con menos gente.

Durante un acto en la planta de BYD,  José Silva, presidente de la compañía Saucinc, indicó que esta es una nueva etapa que beneficiará a los usuarios y al ambiente.

Con la entrega de los buses se activa un plan para acondicionar los puntos de carga de las baterías y el entrenamiento de choferes para poner a circular los buses en marzo del 2019.

Ya un bus eléctrico estuvo a prueba en Saucinc meses atrás, pero solo un conductor lo manejó.

Silva dijo que en ese periodo sintió la acogida de la gente al viajar en un bus silencioso y con aire acondicionado.

Por eso, este empresario confía que la introducción de esta primera flota eléctrica promueva un cambio en la ciudad hacia esta tecnología.

 

Fuente:

El Universo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido Protegido