Anulan la licitación y se vuelve a demorar la renovación de la terminal de micros de Retiro

Anulan la licitación y se vuelve a demorar la renovación de la terminal de micros de Retiro

La resolución se publicó en el Boletín Oficial. Lanzarán nuevos pliegos. El concesionario es Néstor Otero, involucrado en la causa de los cuadernos.

La renovación de la deteriorada terminal de micros de Retiro deberá esperar un tiempo más. Este martes se publicó en el Boletín Oficial la resolución que anula la licitación que estaba en marcha, y para la que había tres propuestas. Al mismo tiempo, se pondrán a disposición los pliegos para dar lugar a un nuevo proceso licitatorio con el fin de adjudicar la nueva concesión antes de mediados de 2019.

La tercera prórroga obtenida por la empresa Terminal de Buenos Aires (TEBA) vence en abril de 2019. Es por eso que la adjudicación al nuevo concesionario no puede extenderse mucho más allá de ese plazo, ya que de lo contrario obligaría al Gobierno a pautar un nuevo plazo.

Lanzan nueva licitación para renovar la terminal de ómnibus de Retiro

La anulación de la licitación era una definición anunciada. Y la aprobación de una ley porteña que afecta a los terrenos que están pegados a la terminal fue el paso previo para la publicación de la resolución en el Boletín Oficial. La ley es de doble lectura, por lo que deberá pasar por una audiencia pública y deberá volver a ser votada en 2019.

Es que la nueva normativa de la Ciudad fija otras normas para la construcción, fija la altura máxima en ocho pisos y amplía los usos en la zona, por lo que se vuelve clave a la hora de plantear la convocatoria a nuevos proyectos. Y es uno de los pasos estipulados en un convenio firmado entre la Nación y el Gobierno porteño para avanzar con las mejoras en Retiro.

A partir de ahora, el Gobierno porteño tendrá mayor incidencia en la nueva convocatoria. Así lo establece la resolución: «En atención a que la referida Estación Terminal se encuentra ubicada en un área de la Ciudad que en términos de transporte, movilidad y logística resulta de alta complejidad y jerarquía, se entiende necesaria la coordinación de políticas y realización de acciones conjuntas entre el Gobierno Nacional y el Gobierno de la Ciudad, a los fines de promover el desarrollo de un plan integrado de proyectos y obras en la zona que mejoren el hábitat construido y brinden servicios accesibles a la población».

La participación del Gobierno porteño, a través del Ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte, también tiene que ver con los proyectos para mejorar la conectividad del transporte público en la zona, ya que allí confluyen los trenes de las líneas Mitre, San Martín y Belgrano Norte, la línea C de subtes y decenas de líneas de colectivos; además, en 2019 se sumará la línea E, que extenderá su recorrido hasta Retiro.

También, Retiro está cerca de la Villa 31, donde la Ciudad avanza con las obras de urbanización que implican transformaciones en todo el barrio. Al mismo tiempo, en la zona se construye el Paseo del Bajo, un enlace clave que será utilizado por los micros que salen y llegan de Retiro.

Por la terminal de micros de Retiro circulan cerca de 50 mil personas por día. La mitad es usuaria de los más de 1000 servicios diarios. Por cada micro que ingresa a las dársenas, el concesionario cobra $ 48, a lo que se suman las millonarias ganancias que ofrecen los locales comerciales ubicados en el interior Muchos también pertenecen a firmas relacionadas con Otero.

La terminal luce descuidada y oscura, y hace años que no se hacen obras importantes de remodelación. Además, hay escaleras mecánicas que no andan y las dársenas de ascenso y descenso quedaron obsoletas.

El empresario que está detrás de la  concesionaria es Néstor Otero, que controla Retiro desde 1993, en épocas de Carlos Menem a cargo de la Presidencia de la Nación. Otero tiene una condena por dádivas a Ricardo Jaime, ex secretario de Transporte de Nación de Néstor Kirchner, en prisión por una causa de coimas y la tragedia de Once.

Además, Otero cumple ahora prisión domiciliaria por estar involucrado en la causa de los cuadernos. Según las anotaciones del chofer Oscar Centeno, el empresario entregó alrededor de 250 mil dólares en efectivo a Roberto Baratta. Otero también es el dueño de la nueva terminal Dellepiane, que funciona en un terreno que negoció con la Ciudad.

La firma Terminales Terrestres (TTA), directamente relacionada con Otero, era la que había presentado la oferta más atractiva. Y más allá de que no parecía una buena señal dejar la terminal en las mismas manos que en los últimos 25 años, la aparición de Otero en la causa de los cuadernos habría terminado de inclinar la balanza para anular el proceso licitatorio.

El proyecto de TTA incluía una nueva imagen exterior y la reforma de la totalidad del interior. Además, una gran Plaza Pública con acceso para taxis, autos particulares, colectivos, subte y el ferrocarril, y la construcción de un hotel de 100 habitaciones y un centro de convenciones.

Desde este miércoles estarán disponibles los pre-pliegos para avanzar con la nueva licitación. Los interesados podrán consultarlos y proponer modificaciones. Estarán disponibles 15 días. Luego sí se avanzará con el llamado a licitación para que Retiro, de una vez por todas, inicie su proceso de remodelación.

 

Fuente:

Clarín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido Protegido