¡En ambulancia también! Una chofer disfrazada de Mamá Noel, llevará amor a sus pacientes en esta noche de Navidad

¡En ambulancia también! Una chofer disfrazada de Mamá Noel, llevará amor a sus pacientes en esta noche de Navidad

María Lorena Bucci tiene 41 años, es chofer de ambulancia hace cuatro años en el Sistema Provincial de Salud de Tucumán, y para esta Navidad se propuso llevar mucho amor y paz a sus pacientes, disfrazada de Papá Noel.

“Mi familia de por sí, suele ayudar mucho; invitamos cada año a chicos de la Sala Cuna a pasar las fiestas con nosotros. En el Día del Niño, mis sobrinas juntan golosinas y las reparten con otros chicos. Siempre estamos haciendo algo para ayudar a los demás”, comienza relatando Mariló, como la conocen todos en el trabajo.

Y continúa: “El año pasado tuve varios chiquitos que se quemaron con cohetes y estaban más preocupados porque llegue Papá Noel que por la quemazón; entonces esta vez me voy a disfrazar de Papá Noel y ver si puedo apaciguar ese dolor, darles unos pequeños regalitos. Son cosas que me llenan el alma y te hacen sentir completa”.

Tras convertirse en la primera mujer chofer de ambulancia en Argentina, abrió camino para otras tres profesionales que ahora se desempeñan en Buenos Aires, Chaco y Neuquén.

“Para nosotras es difícil, pero amo mi trabajo así que siempre estoy dispuesta para lo que sea, no me molesta ir a zonas rojas, con heridos o personas graves”, sostiene. Y recuerda que gracias a este proyecto de vida, también se convirtió en madrina de dos bebés luego de ayudar a sus mamás a dar a luz en la ambulancia.

Por último, esta mujer de corazón solidario, recomienda a la comunidad manejar con precaución y no beber de más para evitar accidentes: “Hay gente que quiere festejar y pasarla bien. Seamos prudentes. Disfrutemos esta Navidad”.

 

Una pasión que invade el día a día

Además de sus pacientes ocasionales, Mariló también comparte sus días con personas a las que ayuda en su rehabilitación.

En este sentido, el señor Luna, un paciente al que traslada cada semana, cuenta: “El 30 de diciembre tuve un ACV. Estoy mejor con la rehabilitación, todos están sorprendidos por la forma en que me voy recuperando. Ya camino sin bastón. Ella viene todos los días, me busca y me lleva a fisioterapia. Es una sorpresa esto de disfrazarse de Papá Noel, no me imaginaba esto. Estoy sorprendido y muy contento”.

 

Fuente:

Ministerio de Salud Pública de Tucumán

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido Protegido