La línea de colectivos 723 podrá ingresar a Nordelta, pero recién en 60 ó 90 días

La línea de colectivos 723 podrá ingresar a Nordelta, pero recién en 60 ó 90 días

Otorgaron una prórroga para adecuar las condiciones y medidas de seguridad para el transporte dentro del complejo.

Luego de añadir tres artículos al proyecto original, fue aprobado en el Concejo Deliberante por unanimidad el ingreso del transporte público a Nordelta. Se trata de la línea municipal 723, de UTENOR S.A., la cual recorrerá la avenida troncal del complejo, con el objetivo de prestar servicio de transporte tanto a los propietarios como a quienes van a trabajar a diario al complejo de Tigre.

Los artículos que consiguieron la aprobación total establecen una prórroga de 60 días, con posibilidad de otros 30, para la implementación del transporte. “Es un plazo que nos había pedido un grupo de vecinos y nos parecía razonable brindarlo para adecuar las condiciones y las medidas de seguridad de los barrios”, señala el concejal Rodrigo Molinos.

Ante este escenario, los vecinos de Nordelta no contentos con la iniciativa habían propuesto otra alternativa que consideraban superadora.

Las empleadas domésticas de Nordelta sufren discriminación en los servicios de charters al no poder viajar junto a los vecinos

“Presentamos un proyecto para poner en marcha un transporte eléctrico interno, gratuito, y que tenga vinculación con la parada del 723. Para nosotros tenía mucho más sentido y era más beneficioso para todos. Una lástima que no haya prosperado, la mayoría de los vecinos no está contento con lo que se decidió y no creemos que sea un proyecto consensuado con nosotros”, indican, y consideran que les faltó tiempo para desarrollar la idea completamente y lograr persuadir al Municipio.

En el Concejo Deliberante de Tigre. sin embargo, confían en que será una medida favorable para todos y menciona las denuncias realizadas por las empleadas de Nordelta quienes manifestaron que no las dejaban viajar en las combis de MaryGo, el único transporte que circulaba en el predio, además de los autos particulares.

“La idea es integrar a todas las comunidades que conforman el partido tigrense. Va a ser beneficioso, no sólo para los vecinos de Nordelta, sino para todos los del Distrito”, asegura Molinos e indica que hace más de tres años que el tema estaba esperando una definición.

Más allá de que el transporte interno propuesto por los vecinos de Nordelta pueda prosperar, no hay posibilidad de que el ingreso del transporte público dé marcha atrás. “Una cosa no quitaría la otra. Nosotros garantizamos el transporte público y lo regulamos como debe ser. En todo caso, funcionarían ambas cosas”, expresa Molinos.

 

Fuente:

Clarín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido Protegido