Cómo moverse por Retiro, tras el cierre de la avenida Antártida Argentina: todos los desvíos

Cómo moverse por Retiro, tras el cierre de la avenida Antártida Argentina: todos los desvíos

Es por la obra del Paseo del Bajo. Para llegar a la terminal de ómnibus hay que ir hasta el puerto.

Si tiene que tomarse un micro desde la estación de Retiro o ir a buscar a un pasajero, vaya con tiempo, considere que puede haber demoras y sepa que a la salida también podrá tardar. Es que a partir de este lunes los alrededores de la terminal están cortados y con desvíos, por el avance de la obra del Paseo del Bajo.

El motivo es la interrupción del tránsito en la avenida Antártida Argentina, la que usan los micros para entrar y salir de la terminal. Allí se está avanzando en lo que serán los futuros ingresos y salidas de la autopista subterránea del Paseo del Bajo, tanto para la propia terminal como para la zona portuaria. Serán rampas que mejorarán las circulación de los micros y los camiones.

Pero mientras tanto hay que tener paciencia y soportar los cortes. El problema es que justo se dan en el momento del año en que Retiro tiene más movimiento. Por la terminal pasan unos 1.000 micros por día, un 30% más que en el resto del año.

¿Cómo son los desvíos? Para quienes llegar a Retiro en auto particular o taxi hay dos caminos:

  • Desde Puerto Madero, hay que salir de Antártida Argentina por Comodoro Py, pasar por delante de los tribunales, girar a la izquierda en Ramón Castillo (la avenida de la zona portuaria), y luego volver a girar a la izquierda en Avenida de los Inmigrantes hasta llegar al acceso a la terminal.
  • En cambio, quienes vienen desde Libertador deben bajar por San Martín, doblar en Gilardi (donde paran los colectivos), luego girar a la derecha en Ramos Mejía, cruzar Antártida Argentina y hacer el recorrido habitual por Inmigrantes hasta empalmar hacia la terminal.

El recorrido para los micros también sufrió alteraciones. Para los que vienen desde la zona norte los cambios no son tan complejos. Pero los que entran desde Puerto Madero tienen los siguientes acceso y salida:

  • Por Antártida Argentina hacia Comodoro Py, Castillo, Inmigrantes, girar a la derecha en un tramo libre de Antártida Argentina, doblar por Luisoni, luego retomar unos metros por Antártida Argentina y empalmar por la calle Perette hasta el acceso a la terminal.
  • Para salir hacia el sur, deben tomar Antártida Argentina, Ramos Mejía a la derecha, pasar frente a la plaza Canadá y salir hacia Eduardo Madero.

Pero al salir los micros se encuentran con otro problema, pero que ya conocen porque lo sufren desde el año pasado: la congestión en Madero y su continuación, Huergo, también por la obra del Paseo del Bajo. Esa avenida, desde hace un año, es sólo sentido hacia el sur, y es la única que pueden tomar para, por ejemplo, acceder hacia la autopista Buenos Aires-La Plata y desde allí dirigirse hacia la Costa. De hecho, el año pasado para esta fecha se registraban demoras de hasta una hora y media para entrar o salir de la terminal.

Por eso, en el sector advierten sobre los tiempos. «Si habitualmente los pasajeros llegan media hora antes, ahora la recomendación es que calculen una hora de margen, porque el ingreso a la terminal se puede complicar», aseguró Gustavo Gaona, vocero de la Cámara de Empresas de Larga Distancia. Hay que considerar que, una vez en la dársena, el micro sólo puede esperar 15 minutos.

Para no tener problemas, los micros están calculando un retraso de unos 40 minutos para entrar a Retiro. Así, buscan cumplir con los horarios, entre otras cosas porque sufren penalizaciones si salen tarde. Pero como luego están las demoras en Madero/Huergo, puede pasar que el micro termine llegando un poco más tarde a su destino.

Es que la prioridad que sentó el Gobierno de la Ciudad es terminar a tiempo el Paseo del Bajo. Por cuestiones electorales, pero también para liberar cuanto antes la zona de Puerto Madero, donde el tránsito colapsa. Es que el acceso al barrio está muy complicado: los restaurantes, por ejemplo, denuncian que perdieron un 40% de clientes.

Una vez en la dársena, los micros sólo pueden esperar 15 minutos.

Si los plazos se cumplen, el Paseo del Bajo será inaugurado a fines de abril o primeros días de mayo. Y ahí el cambio será rotundo: los camiones y micros circularán por la autopista subterránea y podrán conectar las autopistas 25 de Mayo y Buenos Aires-La Plata con la zona de Retiro en apenas 7 minutos. En tanto, los autos contarán con cuatro carriles en cada mano, y ya sin tránsito pesado.

Además, se abrirán varias calles que hoy están cortadas por el playón ferroviario frente a Moreau de Justo, lo que facilitará la conexión tanto de autos como de peatones entre Puerto Madero y el Bajo.

Lo que quedará para un poco después será la apertura del parque lineal que estará sobre el «techo» de la autopista.

 

Fuente:

Clarín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido Protegido