El vandalismo en el transporte público no se detiene: Ahora le tocó a la Línea 92

El vandalismo en el transporte público no se detiene: Ahora le tocó a la Línea 92

Hace solamente tres días, la Línea 39 publicada en su cuenta oficial de Twitter como un «pasajero» había vandalizado los asientos grafiteándolos.

El vandalismo en el transporte público no se detiene: Aparecieron asientos grafiteados y la propia empresa denunció el hecho en las redes sociales

Hoy la Línea 92 desde su cuenta oficial de Twitter le respondió con dos fotos donde se ven asientos con grafitis y la parte trasera de un colectivo totalmente arruinado con aerosol negro y la leyenda «No me baño», una frase que en los últimos meses apareció no solo en esta unidad, sino también en fachadas de casas o autos abandonados en la calle.

 

Según el último tweet, repintar la parte arruinada le costó a la empresa $40.000 pesos, lo que equivale a 2666 boletos mínimos ($15). Con ese dinero, por ejemplo, una persona podría viajar (si no aumenta el boleto), durante 3 años ida y vuelta a su trabajo por ejemplo y le sobraría un resto.

Como reza la publicidad ubicada en la luneta de la unidad vandalizada «Cámaras de seguridad en colectivos» ¿Tendrán que poner cámaras en el exterior para evitar este delito?

 

Fuente:

Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido Protegido