Los inspectores de colectivos ya no son los mismos de antes…ahora usan lectores de tarjetas

Los inspectores de colectivos ya no son los mismos de antes…ahora usan lectores de tarjetas

¿Hace cuánto que no te piden el boleto en el colectivo? ¿Cuándo fue la última vez que escuchó la frase: «Boletos por favor, boletos por favor»?

Subían al colectivo en alguna parte del recorrido y pedían los boletos para verificar el pago y la sección. En una mano llevaban una picadora de papel con la cual agujereaban los mismos para «marcarlos». En la «jerga» popular se los conoce como «Chancho».

Ese era el sistema que se utilizaba para chequear que todos los pasajeros hayan pagado su pasaje y que además no se hayan pasado de sección.

Pero desde hace uno años, con la implementación de la tarjeta SUBE, además de no poder coleccionar a loa famosos Capicúas, loa inspectores dejaron de lado el «picador» por un equipo portatil similar al posnet en el cual con solo apoyar la tarjeta, el visor indica los últimos pagos, el importe y la hora.

Para los pasajeros que nunca más vieron a un «Chancho», les recordamos que la función del inspector sigue vigente para controlar la emisión del ticket» a pesar del nuevo mecanismo, según informó el Ministerio de Transporte.

El «posnet” se llama TMI y es una máquina que funciona de manera sencilla: se coloca la tarjeta del pasajero en un lector e inmediatamente en la pantalla salen los últimos movimientos de esa tarjeta, en qué parada se subió al ómnibus y si pagó el boleto correspondiente o si se está pasando de sección.

Por cada control, está la posibilidad de emitir un ticket (que no es para el pasajero). El ticket se imprime para armar un parte en caso de que el chofer haya incurrido en alguna falta.

«Cuando los pasajeros vieron el TMI por primera vez no entendían nada. Cuando les pedías el boleto y habían pagado con la SUBE los pasajeros se ponían nerviosos y te sacaban la tarjeta, uno se las pedía y miraban extrañados. Ahí nomás te preguntaban qué hacía la máquina, cómo funcionaba”, contó Franco Buffagni, a cargo de los inspectores de la empresa El Triunfo (San Juan).

La tecnología llegó para quedarse, y si bien es un avance positivo, muchos de nosotros extrañamos los boletos de colores, las colecciones, los capicúas, al chofer cortándolos y al inspector marcándolos…

 

Te recomendamos leer

Nostalgia: Los escolares ya no son como antes…ahora son modernos

Ese extraño hobbie de juntar boletos de colectivos

¿Qué es de la vida del famoso inspector de colectivos conocido como “Atiende Boludos”?

 

Fuente:

Revista Colectibondi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido Protegido