Vecinos de la Ciudad recorrieron el Paseo del Bajo en el bus turístico

Vecinos de la Ciudad recorrieron el Paseo del Bajo en el bus turístico

Se realizaron cuatro viajes programados en dirección Cochabamba-Retiro y viceversa. En estos trayectos de cinco kilómetros cada uno, el bus recorrió la trinchera del Paseo del Bajo y los pasajeros pudieron ver cómo quedó la obra.

Concurso: ¡Participá y recorré el Paseo del Bajo en el Bus Turístico!

En cuatro turnos, 120 vecinos, a bordo de un bus turístico, recorrieron el viernes 24 de mayo la trinchera de 7,1 kilómetros de extensión que une el norte y sur de Capital. Desde el lunes 27, el corredor subterráneo será de uso exclusivo para el transporte pesado y los autos circularán, a nivel de la calle, por los laterales.

El Paseo del Bajo conecta las autopistas Buenos Aires-La Plata y 25 de Mayo con la Illia, el puerto y la terminal de ómnibus de Retiro. En paralelo a los cuatro carriles soterrados y exclusivos para camiones y micros de larga distancia, pero a nivel del suelo, corren otros ocho carriles para el tránsito liviano: cuatro mano al sur por el eje Madero-Huergo y cuatro sentido al norte sobre Alicia Moreau de Justo.

Al corredor lo iluminan 1.990 lámparas LED, aunque durante la noche no estarán todas encendidas. “Es para evitar el efecto estroboscópico que produce tanta luz al ingresar al túnel”, desliza el secretario de Transporte de la Ciudad, Juanjo Méndez, uno de los varios funcionarios que hicieron el viaje junto a los vecinos. El jefe de Gobierno Porteño, Horacio Rodríguez Larreta, el vicejefe Diego Santilli, el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, el de Desarrollo Urbano y Transporte de la Ciudad, Franco Moccia, y el jefe de Gabinete Felipe Miguel también se sumaron al itinerario.

El viaducto está revestido con paneles acústicos que amortizan el ruido, y que a la vez cuentan con resistencia ignífuga, es decir que si se iniciara fuego dentro del semi túnel, éste tardaría 12 horas en llegar a la estructura. También está provisto de un sistema para capturar el agua y eliminarla hacia afuera, evitando así eventuales anegamientos durante las lluvias intensas.

El Paseo del Bajo demandó US$ 650 millones y 28 meses de una obra que estuvo a cargo del Ministerio de Desarrollo Urbano porteño, y que ejecutó la empresa Ausa. Para llegar al lunes se trabaja contrarreloj las 24 horas. Ese día, foto y corte de cinta de por medio, la congestión vehicular en esta zona de la Ciudad, apunta a quedar en la historia.

Asi fue parte del recorrido filmado por uno de los vecinos de la Ciudad

 

Mirá parte del recorrido realizado desde un drone

Fuente:
GCBA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido Protegido