Bahía Blanca: Proponen una tasa municipal para sostener el transporte y creen que puede haber boleto “gratuito” para todos

Bahía Blanca: Proponen una tasa municipal para sostener el transporte y creen que puede haber boleto “gratuito” para todos

La iniciativa pretende recaudar unos 500 millones de pesos de aportes que actualmente realizan los pasajeros y el Municipio mediante un subsidio.

Una original propuesta realizada por el ingeniero Horacio Varela podría cambiar el transporte público en Bahía.

A un año de tener que volver a licitar y concesionar las nuevas líneas de colectivo –debía hacerse en 2019 y se prorrogará hasta 2020– un novedoso proyecto le será presentado al intendente Héctor Gay, a concejales, empresarios y dirigentes sindicales.

Se propone establecer una tasa municipal para sostener el sistema de transporte bahiense.

Y a modo de compensación se podría establecer un régimen de boleto gratuito para todos o cobrarse una tarifa mucho menor a la que se paga en la actualidad pero solo en horarios pico.

Si bien el proyecto necesita ser pulido, Varela explicó cómo se implementaría su idea, aunque antes hay que entender a grandes rasgos cómo funciona el servicio.

En la actualidad, el transporte bahiense cuesta unos 1.200 millones de pesos al año y se sostiene con el boleto que pagan los usuarios pero también con subsidios: al menos 700 millones vienen del gobierno nacional y bonaerense.

Los 500 millones restantes surgen de las arcas municipales y de los usuarios. En la actualidad lo pagan únicamente quienes viajan, mientras que la comuna hace su aporte, en parte, a través de lo que se recauda por el estacionamiento medido y pago.

La propuesta presentada por Varela pretende que esos 500 millones se consigan cobrando una tasa a todos los bahienses: en total, a unas 150 mil partidas municipales.

“A números de hoy serían unos 277 pesos mensuales, es decir, poco más de 3.300 pesos anuales”, estimó Varela.

Como contraprestación, todos los bahienses podrían usar el servicio de manera gratuita, aunque la propuesta también podría incluir el cobro de una módica suma en horarios pico.

“En la actualidad el servicio está disponible para todos y sólo se sostiene por los usuarios que lo utilizan. Por esto, las empresas siempre están al borde la quiebra y si se bajan usuarios del sistema todo empieza a complicarse”, dijo.

Además, Varela comentó que el sistema de transporte local está diseñado para una ciudad de 160 mil habitantes y de 3.000 hectáreas de extensión, tal como era Bahía en la década del 1970.

“En la actualidad tenemos 300 mil habitantes y 10.500 hectáreas. Eso significa que para satisfacer la demanda los micros tienen que recorrer muchos más kilómetros, que por ese motivo todo se encarece y que aún así hay mucha gente a la que no llega el servicio”, describió.

Varela estimó que para que su idea avance habría que crear una unidad de negocios que podría seguir siendo Bahía Transporte Sapem y aseguró que a los usuarios actuales les convendría tener un sistema así, tanto como a quienes no usan el colectivo pero tienen personal doméstico.

“Una persona que viaja mensualmente y usa 40 viajes dos por día gasta 1.000 pesos mensuales y con este método empezaría a gastar un mínimo de 277 pesos de la tasa”, sostuvo.

Incluso a beneficiarios de programas sociales o jubilados, que en la actualidad abonan 11,36 pesos por pasaje y se supone que de ida y de vuelta gastarían 545 pesos al mes.

Aumento automático

A partir del 1 de julio el boleto de colectivo tendrá un incremento automático, aunque todavía se desconoce el porcentaje.

La medida se decidió a fin de año cuando el Concejo Deliberante aprobó la suba de la tarifa que rige actualmente y estableció que a partir del 30 de junio y, tras evaluar un renovado estudio de costos, se implementaría un nuevo valor del pasaje.

Si bien aún se desconocen los valores de la nueva tarifa, en Bahía la inflación desde enero a mayo fue del 17,3% según datos del Centro Regional de Estudios Económicos, por lo que se podría estimar que como mínimo, el costo del servicio subió al mismo ritmo.

Además de la inflación, el estudio de costos toma en cuenta los sueldos de los choferes y la paritaria de las empresas con la Unión Tranviarios del Automotor, más los subsidios nacionales y provinciales.

 

Fuente:

La Nueva

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido Protegido