El problema del mercado del autobús español por licencias con 100 años de antigüedad

El problema del mercado del autobús español por licencias con 100 años de antigüedad

“Ante nuestra alarma, vimos que había concesiones con 100 años. Es la punta de iceberg de un problema gordo”. Así de sorprendido se mostró el presidente de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), José María Martín Quemada, sobre el funcionamiento del transporte de viajeros por autobús. Algo en lo que están trabajando para solucionar, igual que aseguró el propio Gobierno, pero que a día no han sido capaces de resolver.

La Ley de Ordenación de los Transportes Terrestres (LOOT) de 1987 pretendía dar apertura al sector y evitar monopolios y concesiones de líneas que llegaron a otorgar contratos con una duración de casi 100 años, tal y como denunció el presidente de la CNMC durante el curso de la UIMP y de la APIE. A partir de 2007, el Gobierno comenzó a sacar líneas a concurso por plazos inferiores (entre 10 y 20 años). Sin embargo, el sistema sigue padeciendo el mismo problema: muchas rutas vencen y se renuevan sin permitir la entrada de competencia.

El sistema obsoleto del transporte de viajeros por autobús mantiene concesiones caducadas y con una antigüedad de 100 años

En España, el sistema de explotación del transporte regular de viajeros por carretera funciona de la siguiente manera: se concede por concurso público a una sola empresa el servicio en una determinada ruta. Se basa en un sistema de subvenciones cruzadas en el que las rutas más rentables subvencionan aquellos trayectos que no lo son.

Este favorece, como ya denunció la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC), “monopolios temporales”, que, en muchos casos se alargan por los problemas de licitaciones del Ministerio de Fomento, quien aseguró a MERCA2 hace un par de meses que estaban trabajando de forma “intensa” para agilizar las concesiones.

Lo cierto es que el sistema de transporte de viajeros en España se caracteriza por estar obsoleto. Actualmente, existen 39 rutas caducadas según el último listado de 74 trayectos de largo recorrido actualizado a finales del año pasado por el Ministerio de Fomento. Estas afectan a muchos operadores de autobús en España. Entre ellas, hay seis rutas de la principal compañía de autobuses del país, Alsa, y otras tantas de sus filiales (Rutas del Cantábrico o Enatcar). Algunas tan importantes como Madrid-Soria-Logroño o Madrid-Irún. Pero no es la única, Auto Res (ahora bajo el paraguas de Avanza) tiene otras dos.

LA LIBERALIZACIÓN COMO SOLUCIÓN

El pasado mes de enero, el Parlamento Europeo se posicionó a favor del modelo de concesiones español que regula el transporte de pasajeros en autobús tras revisar el Reglamento 1073/2009. De esta forma, daba portazo al polémico debate sobre la liberalización del mismo. Sin embargo, el sector sigue dividido entre los que apoyan esta medida y los que no.

Así, la Asociación Nacional de Empresarios de Transportes en Autocares (Anetra)propone una “liberalización controlada” de los servicios de transporte público regular permanente de uso general. Por otro lado, la Confederación Española de Transporte en Autobús (Confebus) alaba la decisión de Bruselas de mantener el actual sistema.

 

Fuente:

Merca2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido Protegido