Caen los «Bonnie and Clyde» argentinos robando en colectivos

Caen los «Bonnie and Clyde» argentinos robando en colectivos

Los delincuentes, una joven de 18 años, y un sujeto de 19, fueron detenidos en la localidad bonaerense de El Jagüel. La pareja, que se dedicaba a asaltar micros de las líneas 306 y 501, se hacía llamar de esta manera.

En la localidad bonaerense de El Jagüel, en el partido de Esteban Echeverría, los pesquisas lograron detener a una joven, de 18 años, y a un muchacho, de 19, quienes se hacían llamar “Bonnie and Clyde”, en referencia a la famosa pareja de pistoleros Bonnie Parker Clyde Barrow, que azotó a Estados Unidos a principios de la década del treinta del siglo pasado. Los marginales apresados se dedicaban al asalto de choferes y pasajeros de las líneas de colectivos 306 y 501 (esta última en el ramal 394 que se desplaza por Luis Guillón).

Voceros de los tribunales de Lomas de Zamora revelaron a cronica.com.ar que los delincuentes, llamados Daiana, 18 años, y Kevin Ricardo David, de 19, eran conocidos como “Bonnie and Clyde”.

Trascendió que los malvivientes resultaron apresados en una finca situada en San Luis al 1400, en un allanamiento realizado por los servidores públicos de la comisaría de El Jagüel (5ª de Esteban Echeverría); mientras que también se concretó un operativo en una vivienda ubicada en Toro al 3200, en el mismo vecindario, en el sur del conurbano provincial.

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, los ladrones actuaban de la siguiente manera: la mujer paraba los colectivos, entre las 19 y las 21, en la avenida Fair, en la calle Tomás Edison y en la Autopista Ezeiza – Cañuelas, oportunidad en la que les decía a los conductores, entre llantos, que estaba sola y perdida, y que tenía miedo de hallarse en esos lugares, porque eran muy descampados.

Posteriormente la muchacha subía a los transportes y, a veces llegaba a seducir a los choferes, oportunidad que el sujeto, que se mantenía escondido entre los pastizales de la zona, aprovechaba esta situación para subir y asaltar tanto al conductor de la unidad como a los diversos usuarios con armas de fuego. Una vez cometido el robo, ambos se fugaban con el botín completo.

Incluso, robaban en remises. «Bonnie» se presentaba en cualquier remisería, le pedía a un chofer que la llevara a una dirección y en el trayecto, cambiaba de destino pidiendo ir a buscar a un amigo («Clyde»), quien luego abordaba el vehículo, para finalmente, despojar al remisero de todas sus pertenencias.

Autoridades policiales de la Jefatura Departamental de Almirante Brown y de la Superintendencia de Seguridad del Area Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) de la Zona Sur se encargaron de supervisar los diferentes procedimientos.

Intervino en la causa la Unidad Funcional N° 1 de Esteban Echeverría, dependiente del departamento judicial de Lomas de Zamora.

 

Fuente:

Crónica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido Protegido