Salta: Podrán cámaras de seguridad en 30 colectivos nocturnos de Saeta

Salta: Podrán cámaras de seguridad en 30 colectivos nocturnos de Saeta

Se trata de las unidades que prestan el servicio durante la noche en los distintos corredores. Ya se registraron casos de choferes agredidos.

A un mes de que un chofer fuera duramente agredido por un pasajero en un control de barrio Atocha, ayer se conoció que se colocarán cámaras de seguridad en los colectivos que prestan el servicio nocturno en los distintos corredores.

El gerente general de Saeta, Claudio Juri, recibió ayer a representantes de las distintas empresas de colectivos integrantes del sistema y al secretario general de UTA Salta, Miguel Barrera, con el objeto de avanzar en las distintas medidas que se adoptarán con el fin de garantizar la seguridad de los choferes de colectivo.

En el encuentro se definió que en un plazo de 30 días se incorporarán cámaras de seguridad antivandálicas de alta definición en los 30 coches afectados al servicio nocturno. Serán chequeadas desde el centro de monitoreo de Saeta, desde UTA Salta y desde cada una de las empresas.

Juri destacó la importancia de esta medida, cuyo costo será absorbido por las mismas empresas, y que junto a otras acciones permitirá fortalecer la seguridad en las unidades. En este mismo sentido adelantó que mañana se reunirán con el ministro de Seguridad de la Provincia, Carlos Oliver, y el secretario general de UTA Salta, Miguel Barrera.

En el encuentro las empresas también se comprometieron a renovar las luminarias de cada punta de línea. Paralelamente también se trabajará en la capacitación de los choferes respecto de los distintos procedimientos que deben adoptar frente a situaciones problemáticas, accidentes o agresiones, y la relación con el usuario del transporte de pasajeros.

Estuvieron presentes el director de UTA en Saeta, Miguel Castronuevo; Walter Pérez, del corredor 8; Víctor Giménez, del corredor 2; Josefina Cornejo, del corredor 7; Fabián Camacho, de los corredores 4 y 6; Gustavo Ale, del corredor 5; Pablo Veiga, del corredor 3, y Jorge Mihelj, del corredor 1.

El ataque

La madrugada del 20 de junio un chofer del corredor 4 fue agredido en el desértico control de Atocha. El conductor fue brutalmente golpeado por un hombre que quería robarle. El violento accionar del malviviente ni siquiera le permitió activar el botón antipánico. Lo que señalaron en su momento los trabajadores es que ese control, donde es una punta de línea, está totalmente desierto y alejado de las casas, por lo que están expuestos.

Este hecho de inseguridad generó miedo y malestar entre los choferes de colectivos, que comenzaron a presionar para realizar un paro que al final no se llegó a concretar.

La Secretaría de Trabajo de la Provincia dictó la conciliación obligatoria, por lo que las empresas no pudieron llevar adelante la medida de fuerza. Los trabajadores se concentraron afuera del gremio para pedir acciones directas y evitar nuevos incidentes.

«Es entendible que los choferes estén molestos con la conciliación obligatoria que se dictó. Los trabajadores sienten que mañana les puede pasar a ellos o a un compañero, pueden ser víctima de violencia. Están preocupados», había reconocido esa vez el titular de la UTA, Miguel Barrera. También había denunciado que los botones antipánico de los colectivos no están funcionando bien.

 

Fuente:

El Tribuno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido Protegido