Exigen a Greyhound que no permita operativos contra indocumentados en sus autobuses

Exigen a Greyhound que no permita operativos contra indocumentados en sus autobuses

Cientos de activistas protestan contra la compañía de transporte a la que acusan de “colaborar” con ICE y la Patrulla Fronteriza. La empresa dice que “debe cumplir con la solicitud de los agentes federales”.

Grupos defensores de los inmigrantes piden a la compañía de autobuses Greyhound que no permita operativos contra inmigrantes sin papeles en sus instalaciones o unidades de transporte. “Queremos que Greyhound trate a todos los pasajeros por igual. No hay una razón para que le pidan documentos a las personas para poder viajar”, dice María Mejías a Univision Nueva York.

Cientos de activistas protestaron en las instalaciones de la empresa ubicada en Port Authority, en pleno corazón de Manhattan. La manifestación inició en la esquina de la Calle 42 y la Octava Avenida y finalizó con un recorrido frente a las oficinas de Greyhound escoltados por varios policías que vigilaban de cerca este viernes en la noche.

Los manifestantes creen que la compañía no debería permitir que en sus autobuses haya operativos o redadas de autoridades contra inmigrantes sin documentos.

“Greyhound no coordina registros con agentes federales ni apoyamos estas acciones. Como transportista regulado, Greyhound debe cumplir con la solicitud de los agentes federales” declara Crystal Booke, portavoz de la empresa, a Univision Nueva York a través de un comunicado.

“Proveemos información bilingüe sobre los derechos de nuestros pasajeros en nuestros terminales y oficinas”, agrega el escrito.

Algunas de las personas que participaron en la protesta consideran la imposibilidad de llevar a cabo un boicot contra la empresa de transporte. “La clase obrera es la que usa estos autobuses. Si dejamos de usarlo, ellos también se van abajo” asegura Eliana Jaramillo, una de las manifestantes.

La Unión Estadounidense de Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) considera que los operativos migratorios en los autobuses o terminales de transporten violan la Cuarta Enmienda de la Constitución porque no hay causa probable para el registro de pasajeros.

Pero a pesar de lo argumentado por ACLU, La Ley de Inmigración establece que agentes de la Patrulla Fronteriza pueden llevar a cabo estos operativos a 100 millas de cualquier frontera de Estados Unidos.

«Existe una excepción a las reglas que nos protegen bajo la Constitución donde los agentes de inmigración en un área que no puede excederse de las 100 millas de la frontera tienen libertad para solicitar los documentos a cualquier persona que ellos sospechen que esté cometiendo un delito migratorio», explica a Univision Noticias el abogado de inmigración Harold Caicedo.

 

Fuente:

Univision

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido Protegido