Por el aumento de combustibles Empresarios de micros de larga amenazan con reducir frecuencias si el Gobierno no habilita una suba de tarifas

Por el aumento de combustibles Empresarios de micros de larga amenazan con reducir frecuencias si el Gobierno no habilita una suba de tarifas

Distintas cámaras del sector solicitaron intervención del Ejecutivo nacional para evitar “el colapso del sistema del transporte automotor de pasajeros”.

La Cámara de Transporte de Larga Distancia advirtió este viernes que evalúan la posibilidad de reducir frecuencias y destinos en el servicio de ómnibus en todo el país si es que el Gobierno no habilita una suba de tarifas, tras el aumento en el precio de los combustibles.

«El Gobierno discrimina al transporte público, liberando el precio de los combustibles, disparando los costos y afectando a millones de pasajeros en todo el país”, señalan los empresarios en un comunicado.

Allí explicaron que el servicio llega a más de 1.600 destinos en todo el país y que actualmente transporta a más de 31 millones de personas al año. Además, aseguraron que el sector es generador de más de 15.600 puestos laborales directos y cerca de 25.000 indirectos.

“Este sector se encuentra atravesando una profunda crisis estructural por circunstancias ajenas a su administración y voluntad”, continúa el comunicado.

En el comunicado reclamaron intervención al Gobierno Nacional ante la liberación de los precios de los combustibles mayoristas o a granel: “Es de vital urgencia que las autoridades de Transporte, Trabajo y Producción, procedan a atender la problemática, a fin de que, por vía de los órganos competentes, se instrumenten las medidas necesarias, evitando el colapso del sistema del transporte automotor de pasajeros de larga distancia, con todo lo que ello implica».

Ante este reclamo, explicaron que, como prestador de Servicio Público, “es el Estado Nacional quien fija las reglas que regulan esta actividad (frecuencias, destinos y hasta el precio del boleto)” y no las empresas, que ante “las cambiantes necesidades del mercado”, aseguran que quedan en desventaja frente a los otros medios de transporte.

“Esta medida –por los precios de los combustibles- pone en jaque la supervivencia del sector e impacta sobre el bolsillo de los usuarios, a quienes el decreto pretendió proteger originalmente”, argumentaron.

Gustavo Gaona, vocero de la cámara de transporte de larga distancia, en comunicación con C5N, consignó que desde la liberación del precio de los combustibles mayoristas o a granel, el valor del litro de gasoil que pagan las empresas de transporte de pasajeros de larga distancia supera incluso al de la estación de servicio.

“Por ello, a pesar del esfuerzo realizado en los últimos años para contener el valor del boleto (desde 2015 se ajustó un 128% frente a una inflación de 234%); de no revertirse esta medida el sector se verá forzado a trasladar los mayores costos a la tarifa”, dice el comunicado.

Gaona defendió que al sector y asumió que “la situación se volvió muy compleja” y explicó: “Las empresas de transporte hemos hecho un esfuerzo muy grande por sostener la tarifa por debajo de la inflación para que los argentinos puedan seguir viajando en ómnibus”.

Además de considerar el aumento de tarifas, Gaona no descartó la posibilidad de reducir rutas y frecuencias en los servicios.

“No es una estrategia para presionar ni mucho menos, es una descripción de la realidad y queremos encontrar una solución para seguir garantizando el servicio”, concluyó el titular.

COMUNICADO

 

Fuente:

Clarin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido Protegido