Se cumplen 26 años de la implementación de los carriles exclusivos en Avenida Pueyrredón

Se cumplen 26 años de la implementación de los carriles exclusivos en Avenida Pueyrredón

El 27 de Septiembre de 1993 se implementaba el carril exclusivo en la avenida Pueyrredón desde la avenida Santa Fe y hasta la calle Bartolomé Mitre, tal como se hiciera algunos meses atrás en la avenida Córdoba.

Está prohibido para los automovilistas y los taxímetros girar a la derecha, estacionar sobre la derecha y el ascenso y descenso de pasajeros de vehículos particulares y taxímetros; también operar cargas y descargas y a los colectivos circular por fuera de estos carriles, aunque claro hay excepciones por ejemplo en el caso de los vehículos de emergencia que puede circular por cualquier carril y estacionarse sobre ambos lados de la avenida.

En 2009, la Avenida Pueyrredón volvía a ser doble mano después de 30 años (había dejado de serlo en 1979).

Las 10 de la mañana es la hora señalada para que hoy, 27 de Febrero de 2009 la avenida Pueyrredón vuelva a ser de doble mano luego de 30 años. Por ahora será sólo en el tramo que va desde Libertador a Córdoba, pero en un futuro cercano -en el Gobierno de la Ciudad hablan de 40 días- lo será en toda su extensión e incluso en su continuación, Jujuy, hasta la avenida Belgrano.

Anoche, pese a que las protestas de vecinos de Barrio Norte continuaban, personal de la Comuna terminaba de pintar el asfalto.Fue en la época del intendente militar Osvaldo Cacciatore cuando Pueyrredón pasó a ser de una sola mano, con dirección a Plaza Once.

Se hizo en el marco de un plan integral con el objetivo de hacer más rápida la circulación de autos, que incluyó la construcción de autopistas urbanas, el ensanchamiento de varias calles y la conversión a un solo sentido de circulación de otras avenidas de doble mano, como Callao y Coronel Díaz.Ahora, el Gobierno de Mauricio Macri dice que esta vuelta a la situación histórica se inscribe en la línea de privilegiar el transporte público. Además del cambio en Pueyrredón, desde hoy tambén Azcuénaga cambiará de sentido.

Además, prometen que en pocos días también irán en la misma dirección Anchorena, en sus dos primeras cuadras, y Ecuador, que nace justamente en el cruce de Anchorena y Juncal.Así, las líneas 41, 61 y 118, que hoy bajan por Larrea-Pacheco de Melo-Azcuénaga hasta Las Heras, pasarán a Pueyrredón. Y las 92 y 93, más la 61, que llegan hasta la Facultad de Derecho por Azcuénaga también irán por la avenida.»El principal actor de este cambio es el colectivo», dijo el subsecretario de Tránsito, Jorge Norverto, aunque no habrá restricciones para la circulación de autos particulares. Los vecinos que están en contra, sin embargo, dicen que el traslado masivo de autos particulares hacia las calles laterales las volverá peligrosas y dicen que en Pueyrredón aumentará la inseguridad vial y la contaminación.

Un grupo de vecinos presentó incluso el viernes una acción de amparo, con una medida cautelar para que se ordene al Gobierno no implementar los cambios. Pero hasta ayer no había habido resolución en el juzgado 15 en lo Contencioso Administrativo porteño.»En la época de Cacciatore, cuando hicieron Pueyrredón de una sola mano, se privilegiaba el uso de autos particulares.

Hoy la tendencia cambió en el mundo, no sólo por motivos ambientales sino porque ciudades como Buenos Aires ya no pueden apostar a un desarrollo mayor de los autos, porque no hay lugar, y tienen que apostar necesariamente al transporte público», justificó el director de Tránsito, Guillermo Krantzer. El funcionario aseguró que cuando se haga doble el tramo de Pueyrredón que va de Córdoba hasta Rivadavia, sí habrá severas restricciones para los autos particulares. «En esa zona hay muchas más líneas de colectivos y entonces tiene sentido hacerlo», explicó.

El historiador urbano, Eduardo Lázzari, contó que la desaparición de la doble mano en Pueyrredón, hace 30 años, coincidió con el ensanchamiento de su continuación, Jujuy, hacia el Sur. «Entonces también se ensancharon las avenidas Independencia, San Juan y Garay, desde Entre Ríos a Paseo Colón. Y se convirtieron en una sola mano una cantidad de avenidas, con el criterio de hacer una vía y contravía: Pueyrredón para un lado y Callao para el contrario; Independencia en una dirección y Belgrano en la contraria.

La idea era seguir con las avenidas de los barrios, pero se puso un freno. Sin duda, una Ciudad con avenidas doble mano es más lenta, pero trasladar los colectivos de las calles a las avenidas también hace más amigables los barrios», señaló Lázzari.

 

Fuente:

DiFilm

Clarín

GCBA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido Protegido