La interna de la UTA llega a la justicia y denuncian a Fernández por enriquecimiento ilícito

La interna de la UTA llega a la justicia y denuncian a Fernández por enriquecimiento ilícito

La pesquisa apunta al líder de la UTA, Roberto Fernández, y a su esposa a la que le atribuyen un holding empresarial que maneja negocios del gremio. Se detallan propiedades en Carlos Casares, Punta del Este y Miami, entre otros lugares.

La feroz interna por el control de la UTA tendrá en las próximas horas su correlato en los estrados judiciales. Es que ingresará una denuncia que apunta a un supuesto enriquecimiento ilícito de Roberto Fernández, y le sumará más leña a un fuego que parece estar muy lejos de apagarse.

Según lo que le comunicaron a InfoGremiales los denunciantes, pedirán que se investigue al secretario General de la UTA por los supuestos delitos de enriquecimiento ilícito, asociación ilícita, administración infiel, tráfico de influencias, y la comisión de otros ilícitos.

En el texto se habla de que el «Gallego» sería dueño de un campo en la fértil localidad de Carlos Casares, el lugar emblema de Los Grobo. Allí, la estancia llamada Media Luna, tendría 1716 hectáreas con 600 cabezas de ganado. Además le adjudican propiedades en Punta del Este (Uruguay) y ser el dueño de departamentos en Miami (EEUU)

Tal vez lo más jugoso de la presentación versa sobre Silvia Antonia Bevk, la esposa de Roberto Fernandez y dueña de un conglomerado de empresas que proveen al gremio y maneja los negocios paralelos del sindicalista.

Calema S.A. es uno de los sellos que, en manos de Bevk, que habría utilizado el colectivero para comprar miles de hectáreas en La Pampa y en localidades como Carlos Casares y Pehuajó. A «Calema» se le atribuye la propiedad de 380 hectáreas de la imponente estancia San Ignacio, ubicada al sur de Henderson, en el partido de Hipólito Yrigoyen, a unos 440 kilómetros del Obelisco.

En 2010 ya se había descubierto que Calema tendría vínculos con la firma extranjera Vandalia Investments Limited, con domicilio original en Las Bahamas, un paraíso fiscal utilizado para el lavado de dinero y la evasión de impuestos. Lo curioso fue que en la Argentina la empresa offshore dio como domicilio fiscal una casa de la familia de Fernández, donde durante muchos años vivió el colectivero con su mujer, pero que luego le cedió a su propia madre.

Pero además de Calema, Bevk figura como autoridad de las firmas Trafersa SA y FERBEK SA y ubicó como Director Medico de la Obra Social del gremio a su hermano, Fernado Bevk.

La denuncia ya llamó la atención de Eduardo Sicaro, el principal operador de la UTA con el Gobierno que carga en su pasado con un vínculo con la tragedia de Once, y de abogados del «Gallego» de fuertes lazos con el oficialismo. De hecho alguno de ellos también sería parte de los denunciados como integrantes de la asociación ilícita que los afiliados describen en su relato.

 

Fuente:

Infogremiales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido Protegido