¿Será el final para el Metrobus en Argentina?

¿Será el final para el Metrobus en Argentina?

El Gobierno nacional confirmó recientemente que no construirá más corredores de Metrobús, una obra que fue sello de la gestión macrista tanto en la Ciudad de Buenos Aires como en la Nación.

Primero fue el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, quien en una entrevista aseguró que “hay otras prioridades más importantes que el Metrobús”, poniendo como ejemplo la situación de hospitales, escuelas, agua y cloacas y rutas.

Luego fue el turno de su par de Transporte, Mario Meoni, quien aseguró compartir “el criterio del ministro de Obras Públicas respecto de la revisión de esas obras”.

Muchas obras de esas estaban sobredimensionadas desde su punto de vista arquitectónico, simplemente como un modelo de trasladar la imagen de la Ciudad de Buenos Aires a ciudades del Gran Buenos Aires como una réplica más de carácter político que lo que es importante”, explicó el ministro.

Finalmente, el propio presidente Alberto Fernández terció en la polémica. En una entrevista con el canal C5N, caracterizó irónicamente al Metrobús como “el gran hallazgo” y como una “solución de urgencia” que encontró el gobierno de Macri ante la supuesta imposibilidad de construir más kilómetros de Subte.

En efecto, la construcción de corredores de Metrobús apuntaba más a la “exportación” de un modelo porteño al resto del país que a la solución de las problemáticas de movilidad de cada ciudad.

diferencia de lo que ocurrió en la Ciudad de Buenos Aires, donde el Metrobús efectivamente sirvió para segregar los flujos y ordenar el tránsito, en el Gran Buenos Aires o en ciudades del Interior, donde esta problemática era prácticamente inexistente, el Metrobús fue más una herramienta de mejoramiento urbano antes que una política de tránsito o de transporte. Cualquier diálogo con los usuarios de esos corredores arrojará un diagnóstico similar: todos destacarán el mejoramiento de las veredas, las paradas, los cruces peatonales o la iluminación. Las condiciones de viaje, en contraste, permanecieron intactas.

Por esta razón, Meoni dio en el clavo al caracterizar al Metrobús extra porteño como una cuestión más bien “arquitectónica y de embellecimiento”.

En este sentido, el ministro apuntó que “muchas veces lo que ha pasado son obras que tienen 4-5 km de recorrido y después volvemos a avenidas comunes sin ninguna intervención“, lo que diluye totalmente el sentido del corredor y refuerza la idea de que el Metrobús fue una política de mejoramiento de entorno antes que una destinada a agilizar el transporte de pasajeros.

Meoni, no obstante, se mostró dispuesto a mejorar el sistema de colectivos: “La verdad que lo que queremos es que haya carriles exclusivos de tránsito en toda el área del Gran Buenos Aires, pero que conecten de un lugar a otro […] que unan distintas jurisdicciones“.

3 comments

  • Volvemos a la década de los 70 con esta gente y se olvidan que estamos en el siglo XXI… Lamentable creo que todavía no saben ni lo que van hacer . Están destruyendo a la clase media con el impuestaso solidario . El peronismo nos gobernó toda la vida asi estamos . Una argentina decadente …

    Reply
    • No te alcanzó con el saqueo de lacri? En Curitiba dónde nació, se deja deJara de usar por la construcción del METRO, estamos en el siglo XXI. Si no te gusta el peronismo no salgas de vacaciones y dona tu aguinaldo. Saludos!

      Reply
  • El tiempo de viaje se mejoró en un 50% o más. El sr Katopodis que se burló del presidente en la inauguracion del Metrobus Ruta 8 uniendo el Metrobus de 3 de Febrero con el de la Av San Martin en Capital no sabe, porque nunca viajó en colectivo, que ese tramo llevaba más de una hora y ahora se cubre en 20.min. sin contar el tema seguridad. La urbanización que brinda el Metrobus nos permite viajar de.noche.

    Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido Protegido