Analizan hacer gratuito viajar en trenes y colectivos durante la cuarentena

Analizan hacer gratuito viajar en trenes y colectivos durante la cuarentena

La gestión de la CGT apunta a aliviar esa carga para los trabajadores de servicios esenciales exceptuados de realizar el aislamiento obligatorio.

El Gobierno analiza eximir del pago de los boletos de trenes y colectivos a los usuarios en el transcurso de la cuarentena por la pandemia de coronavirus. Tras una gestión de la CGT los funcionarios le hicieron saber a la central obrera que la medida contaba con muchas chances de cristalizarse en el transcurso de esta semana. El argumento compartido por el Ejecutivo y los sindicalistas es que el grueso de las personas que utiliza en la actualidad el transporte público desempeña tareas esenciales excluidas del decreto que estableció el aislamiento preventivo para todos los asalariados.

El portavoz del planteo fue Héctor Daer, cotitular de la CGT y jefe del gremio de Sanidad. El mismo dirigente logró del Gabinete un aval para otro anuncio inminente: el pago de una suma extraordinaria a cargo del Estado para los profesionales de la salud, médicos, enfermeros y personal crítico, durante el curso de la emergencia sanitaria.

La posible implementación de la gratuidad en el transporte público de pasajeros fue conversada con representantes de la Jefatura de Gabinete y de los ministerios de Transporte y Trabajo. Tanto trenes como colectivos redujeron sus frecuencias en alrededor de la mitad pero incluso con esa adecuación ambos transportes lucen semivacíos en sus recorridas habituales.

Los gremios de cada actividad, tanto la Unión Tranviarios Automotor (UTA) como La Fraternidad (maquinistas de trenes) y la Unión Ferroviaria (UF) le comprometieron al Gobierno la colaboración de sus afiliados a la prestación de los servicios mínimos para garantizar el arribo a sus puestos de trabajo de las personas con responsabilidades esenciales. De hecho, Sasia, de la UF, le dijo anoche a este diario que le propuso al ministro de Transporte, Mario Meoni, liberar los transportes públicos durante la cuarentena, en línea con la gestión de Daer.

Tras varios días de desconexión el Ejecutivo habilitó canales de comunicación e intercambio de propuestas con los sindicatos de la CGT. Uno de los ejes fue el ofrecimiento de las camas de las que disponen las obras sociales sindicales en sus hospitales, hoteles y hasta campings, para destinarlos a pacientes de coronavirus y casos sospechosos que requiriesen aislamiento preventivo. El Gobierno nacional, a su turno, respondió con el compromiso de saldar este mes unos $ 4.000 millones de una deuda calculada en 10 mil millones de pesos en concepto de reintegros no otorgados por prácticas médicas y remedios de alto costo brindados por las obras sociales a sus afiliados.

Incluso antes de las conversaciones que inició la semana pasada el ministro de Salud, Ginés González García con la CGT, algunos sindicatos ya habían avanzado con la liberación de plazas para que estuviesen a disposición en plena pandemia. Entre la decena de gremios que integran la “mesa chica” de la central obrera calcularon de arranque disponer de un millar de camas para adicionar a las del sistema de salud nacional, tanto público como privado.

 

Fuente:

Ámbito

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido Protegido