Coronavirus en Argentina: ¿Los colectivos deberían circular con las ventanillas abiertas?

0

Un grupo de científicos lo recomienda aún para días de bajas temperaturas. Pero un infectólogo que asesora al Gobierno sugiere cautela con la exposición al frío.

La recomendación, en pleno brote pandémico de coronavirus, es para la población en general y la emite la comisión de Ciencia y Tecnología de Fundación Alem, que agrupa a científicos cercanos a la Unión Cívica Radical. «Ventilación adecuada del transporte público y otros lugares de aglomeración», dice el documento. Uno de sus miembros, el biólogo Rolando Rivera, lo explica: «En el transporte, las ventanillas tienen que ir abiertas. Es probable que la gente se queje cuando haga más frío. Será cuestión de abrigarse, pero esa circulación de aire permite que el virus no se concentre».

Los científicos de la Fundación Alem —unos cien— llevan adelante reuniones virtuales semanales y fueron de los primeros en sugerir el uso generalizado de barbijos.

La recirculación de aire acondicionado en un restaurant de china promovió el contagio de 3 mesas a partir de una persona infectada con Coronavirus

Según Rivera, el equipo estudió investigaciones hechas en hospitales de Wuhan —el primer epicentro de la pandemia—, de Hong Kong y de Estados Unidos. «Una de las conclusiones centrales a las que llegaron es que la falta de ventilación de ambientes en los que se conglomera gente hace que el virus permanezca ahí: es que en esos hospitales se tomaron muestras de aire y se detectaron partículas de coronavirus», sostiene Rivera.

Es por eso que recomienda ventanas abiertas en oficinas, casas y, sobre todo, transporte público. «Nosotros no podemos indicar que los colectivos o los trenes directamente saquen sus ventanillas, pero parte del equipo científico sostuvo que sería lo mejor para que no dependa de cada pasajero la ventilación de un vagón o del micro», describe Agustín Campero, economista, ex funcionario de Ciencia y Tecnología de la Nación —2015-2019— y coordinador del equipo.

Según Rivera, «hay probabilidad de que las partículas que se encuentran en el aire sean infectivas, por eso es importante usar barbijos en el transporte público y reforzar la prevención a través de la ventilación». Rivera sostiene que en el subte, donde la circulación del aire es más acotada, «es importante reforzar los sistemas de ventilación mecánica». «A medida que la cuarentena, para reactivar la economía, se vaya flexibilizando, será importante reforzar las medidas de prevención: nosotros recomendamos ventanas abiertas en oficinas, aulas y transporte público«, suma.

El infectólogo Eduardo López, miembro del comité de expertos que asesora al Ministerio de Salud de la Nación, matiza los beneficios de que las ventanas estén siempre abiertas. «La primera recomendación es mantener el distanciamiento social. En el transporte público, que se sostenga un cupo por colectivo o por vagón, y que también haya distancia en las estaciones o paradas. La segunda recomendación es el barbijo. Y en tercer lugar, si las condiciones lo permiten, mantener las ventanas del transporte abiertas«, sostiene. Y agrega: «Los virus respiratorios, y también este coronavirus, tienen mayor transmisibilidad a baja temperatura. Este virus, a entre 5 y 11 grados, logra su mejor transmisibilidad. Por eso tampoco puede exponerse a la población a ese frío por el que el virus circula con mayor facilidad«.

Para López, «el frío también inhibe el sistema inmunológico de acceso de la región nasofaríngea, por lo que hay que ser cuidadosos a la hora de recomendar, por ejemplo, la ventanilla abierta para un viaje largo de tren«. «Un viaje de no más de 20 o 30 minutos podría implicar la ventanilla baja, pero es importante primero que la población mantenga el distanciamiento social y que todos usen barbijo. Ventilar es importante, también en las casas, pero hay que ser cautelosos con la exposición al frío«.

 

Fuente:

Clarín

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here