Se cumplen 10 años del fallido lanzamiento del Grupo PLAZA de su propio boleto electrónico

0

El Grupo Plaza, ante la falta de monedas y el tibio pre-lanzamiento de la tarjeta SUBE, un dia como hoy pero del año 2010 se lanzaba con su propia tarjeta electrónica llamada “Boleto Único”.

A pesar de la buena llegada de los Cirigliano con el gobierno de turno (Cristina Kirchner), la Secretaría de Transporte tomó este lanzamiento como una “acción ilegal” pudiéndole aplicarles sanciones, como quitarles la licencia para trabajar, y hasta aplicar acciones penales.

Lo insólito fue que a solo 10 días desde su lanzamiento, había igualado e incluso superado en cantidad de usuarios a la Tarjeta SUBE que venía con pruebas piloto hacía unos quince meses (Más de 1 año).

La empresa que había desarrollado el sistema se llamaba Ticketrans y pertenecía al Grupo Plaza y Cometrans.

 

Nota del Cronista del 13 de Mayo de 2010

Un empresario K desafía al Gobierno y lanza un nuevo boleto electrónico

Claudio Cirigliano puso en marcha su propia tarjeta de viajes hace diez días. Pero en el Gobierno la consideran ilegal, y le enviaron tres intimaciones para que interrumpa la medida.

El objetivo oficial de resolver la falta de monedas empezó a convertirse en una causa perdida para algunos empresarios del transporte. El lanzamiento del boleto electrónico, que Cristina anunció en febrero de 2009 y prometió tener instalado 90 días después, llegó a quedar en estos meses al borde del naufragio, con apenas ocho líneas de colectivos adheridas (las mismas de la ‘prueba piloto’) y un convenio con el ya existente sistema Monedero para la red de subtes. Conciente de eso, el empresario Claudio Cirigliano, con buena llegada al kirchnerismo, decidió lanzar hace dos semanas su propia tarjeta de viaje para los trenes y colectivos de su Grupo Plaza, con el nombre de “Tarjeta Única”. “Teníamos el proyecto desde hace tiempo. Y como hoy por hoy el SUBE no tiene alcance nacional, decidimos lanzarlo en lugares fuera del área metropolitana”, comentó a este diario un directivo del grupo empresario.

La aparición de la tarjeta tomó por sorpresa a casi todos los funcionarios oficiales. Desde la Secretaría de Transporte explicaron a El Cronista que se trata de una “acción ilegal” y que, el lunes pasado, enviaron a las empresas Grupo Plaza, TBA y Ecotrans tres notificaciones con advertencias: “El sistema es ilegal, porque hay un decreto de ley presidencial que implementó un sistema único. Así que los intimamos a que en 48 horas nos informaran lo que están haciendo y les pedimos que cesen en la intención de instalar el sistema”, dijeron. ¿Qué sucederá si no lo hacen?, consultó El Cronista. “Podemos aplicarles sanciones, como quitarles la licencia para trabajar, y hasta aplicar acciones penales”, contestaron.

Así y todo, en apenas diez días de vida, el alcance de la tarjeta del Grupo Plaza ya prácticamente igualó al logrado por el SUBE: si así lo eligieran, hoy podrían disponer de la Tarjeta Única unos 15 millones de pasajeros que se trasladan en los dos ramales de las ex línea Mitre y Sarmiento, y unos 800.000 que viajan en seis líneas de colectivos provinciales de Ecotrans (firma que reúne a las 10 líneas provinciales del Grupo Plaza). Mientras que, en más de quince meses, el SUBE logró quedar a disposición de unas 25 millones de personas.

En Ticketrans, la empresa que elaboró el sistema y que pertenece a los grupos Plaza y Cometrans, destacan que ambos boletos electrónicos son compatibles, y que podrían integrarse fácilmente. Pero aun así no descartan que, “a futuro, si esto del SUBE se sigue atrasando y no se ven avances, los empresarios de las compañías de colectivos puedan ver cuál es el mecanismo que más le sirve”, y optar. “Estamos en condiciones de ofrecerlo a quien quiera”, dijeron. Por ahora, el sistema de Tarjeta Única funciona en las líneas provinciales 253, 321, 322, 317, 503 y 635 de Ecotrans; y en los ramales Once-Moreno y Retiro-Tigre de las ex líneas Sarmiento y Mitre, de TBA. El “mega proyecto” oficial, en cambio, que supuso una inversión cercana a los $ 200 millones, está hasta el momento en sólo 8 de las 340 líneas de colectivos que recorren Capital Federal; y en 2 de los 7 trenes metropolitanos.

 

Fuente:

El Cronista

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here