“Mi papá es comisario” y otras excusas insólitas de los pasajeros que no tienen permiso para viajar en el transporte público

0

De explicaciones insólitas hasta el uso de permisos viejos: las justificaciones de quienes son notificados o demorados por no contar con el certificado necesario para circular en colectivo o tren

Desde este miércoles, en el marco de un nuevo endurecimiento de la cuarentena en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), solo pueden circular los trabajadores que cumplan alguna de las actividades esenciales autorizadas por el Gobierno nacional o quienes tengan que atender una situación especial como el auxilio de adultos mayores y/o personas discapacitadas, traslado de hijos de padres separados, realización de trámites o asistencia a turnos médicos.

En el transporte público, sin embargo, únicamente pueden viajar trabajadores esenciales que además solo pueden hacerlo sentados y deben respetar el distanciamiento físico en las esperas.

Si bien la secretaria de Innovación Pública de Jefatura de Gabinete, Micaela Sánchez Malcolm, informó este miércoles que solo se renovaron el 50% de los permisos de circulación en el AMBA y la circulación de personas en el transporte público bajó respecto de la semana pasada, en el primer día de controles hubo numerosos casos de pasajeros que debieron ser notificados o demorados por no contar con el certificado necesario para circular.

Uno de los casos sucedió ayer por la tarde en un puesto de control ubicado en el cruce de las avenidas General Paz y Rivadavia. Allí, un joven que viajaba en una unidad de la Línea 8 de colectivos fue notificado por no tener permiso. Cuando los agentes le consultaron el motivo por el cual viajaba, el infractor aseguró que se dirigía a comprar carne al barrio de Mataderos y luego reconoció su error. “No lo saqué porque… no sé qué decirte, fue culpa mía”, expresó.

Otros por ejemplo, se prestaban sin ningún problema a exhibir su documentación a los efectivos de la Policía de la Ciudad pero se trataba de permisos viejos, que a comienzos de esta semana dejaron de tener vigencia. Los trabajadores esenciales también deben renovarlo y consignar en el formulario el número de su tarjeta SUBE o la patente de su vehículo.

Al verse expuestos en su error, muchos pasajeros optan por no discutir, bajar del transporte y regresar a sus casas con una notificación que, en caso de repetirse, puede transformarse en una contravención. Otros, en cambio, intentan salirse con la suya: “Si querés hablamos con tu jefe, que mi papá es comisario inspector”, arriesgó un hombre que se dirigía a su trabajo ayer sin el permiso correspondiente y no pudo seguir circulando.

“No puedo subirme al autobús porque si bien estoy autorizado para trabajar no soy esencial”, explicó otro de los pasajeros que fue notificado en un retén, que no sabía que su permiso no servía para usar el transporte público. Otros de los infractores que no sabían del vencimiento de su permiso comenzaron a tramitar el nuevo en su celular desde la calle, una vez que ya los habían bajado.

Según indicaron fuentes policiales, desde el 20 de marzo, cuando se decretó el aislamiento obligatorio, en Capital Federal se detuvo a 2.175 personas y otras 32.819 fueron demoradas, notificadas o trasladadas al domicilio por violar la cuarentena. Además se secuestraron 417 vehículos.

A horas de que comiencen la fase 1 de la cuarentena en el AMBA, se registró un menor flujo de tránsito en las calles de la Ciudad. Los sensores que tiene la Secretaría de Transporte de la Ciudad en las principales avenidas porteñas registraron hoy una circulación de 11 mil vehículos hasta esta mañana, lo que significa una caída del 8% respecto al martes pasado. Por las autopistas de la Ciudad, en tanto, circularon hoy, en las primeras horas del día, 13 mil vehículos, que significa 25% menos respecto a la semana pasada.

 

Fuente:

Infobae

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here