Unos 1.000 empleados de micros de larga distancia reclaman pago de sus ingresos

0

La actividad es una de las primeras que se paralizó, en marzo. Ya llevan 132 días con las tareas suspendidas.

El transporte de colectivos de larga distancia fue una de las primeras actividades que se paralizó en el país, el 10 de marzo pasado, cuando se empezaron a sentir los primeros efectos por la circulación del Covid-19. En San Juan, a 132 días de aquella fecha, unos 1.000 trabajadores, entre choferes, mecánicos y administrativos, cuyas tareas siguen paralizadas, reclaman el pago de salarios adeudados, como por ejemplo completar el sueldo de junio y el aguinaldo.

Marcelo Maldonado, secretario general de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), el gremio del sector, expresó su preocupación por la situación de ese ámbito, porque con la circulación del virus en la mayoría de las provincias argentinas, es muy poco probable que en el corto plazo vaya a a volver a la normalidad la actividad. Y con las empresas sin ingresos, una de las dificultades que se presentan es la imposibilidad de pagar los salarios de los empleados. En el sector estiman que entre las 5 empresas dedicadas al rubro en San Juan, que son Socasa, la 20 de Junio, Autotransportes San Juan, Autotransportes San Juan-Mar del Plata y Del Sur y Media Agua, hay unos 1.000 trabajadores entre las distintas áreas, es decir contabilizando a los choferes, los encargados de las tareas administrativas y los mecánicos. Según Maldonado, los empleados todavía no terminan de cobrar junio. Es porque recibieron la parte del Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP) que paga la Nación, equivalente a 16.800, el salario mínimo vital y móvil, pero todavía falta la parte que les corresponde a las empresas para completar los 32.000 pesos. Esa cifra fue acordada por la UTA a nivel nacional, como un ingreso mínimo para el personal durante la pandemia. Otra deuda salarial es la del aguinaldo.

A nivel nacional ya se han realizado los primeros contactos para el regreso de la actividad, sobre todo en algunas provincias en las que el coronavirus retrocedió. Pero se trata de una cuestión que cambia todos los días y no hay una fecha cierta. En el caso de los micros, fueron las propias empresas las que optaron por cerrar las boleterías apenas el Gobierno nacional dispuso el aislamiento social, preventivo y obligatorio.

La fecha de regreso a la actividad depende de la administración de Alberto Fernández, y por eso desde las empresas de colectivos ya se ha empezado a trabajar en los protocolos que se deberán poner en marcha cuando se vuelvan a encender los motores.

Según datos de la Cámara Empresaria de Micros de Larga Distancia, los colectivos unen unos 1.600 destinos dentro del país, pero su regreso a la actividad no sólo depende de la autorización nacional, sino también provincial y hasta en algunos casos municipal.

Con las unidades guardadas en los galpones, algunas empresas, como sucede con Autotransportes San Juan y Autotransportes San Juan-Mar del Plata, se las rebuscan con el envío de paquetería y encomiendas, que era una de sus fuentes de ingresos, además de traslado de pasajeros. Pero, con los micros parados, es un servicio que se cumple con camiones. En el sector dijeron que se ha recobrado en un 60% el envío de encomiendas, porque la gente sigue necesitando enviar paquetes de una provincia a otra.

En la Cámara Empresaria de Micros de Larga Distancia ya han empezado a hacer gestiones para volver a unir algunos destinos a partir del 1 de septiembre, pero todo dependerá del avance del virus.

Unidades

250 Es la cantidad de coches que se estima que tienen las 5 empresas de colectivos de larga distancia que funcionan en San Juan.

 

Fuente:

Diario de Cuyo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here