Israel: Más de 1.000 choferes se contagiaron de Covid-19 y realizarán un paro de transporte

0

Las compañías de transporte público en Israel amenazan con comenzar una huelga general el miércoles, ya que los conductores de autobuses sienten que no están siendo protegidos adecuadamente en medio de la pandemia de coronavirus.

Como parte de las regulaciones de coronavirus, los usuarios de transporte público no pueden pagar boletos con efectivo y en su lugar deben usar una tarjeta de transporte Rav-Kav. Recientemente se hizo una excepción para los ancianos y los que viven en asentamientos, pero los conductores de autobuses sienten que están en riesgo al tener que aceptar pagos en efectivo.
Las empresas del Sindicato de conductores de autobuses participarán en la huelga, incluidas Kaviim, Dan, Afikim, Superbus, Netiv Express, Dan North, Dan South y Egged Taavurah (Transporte), una subsidiaria de Egged Public Transportation Company. El sindicato es miembro de la Federación Nacional del Trabajo de Israel.
«El Ministerio de Transporte está llevando a la industria del transporte público a un verdadero fracaso», dijo el domingo la Unión de Conductores de Autobuses, según Maariv , publicación hermana de The Jerusalem Post .  «Los conductores de autobuses también son personas y tienen derecho a respetar sus normas de salud bajo la Cinta Púrpura. Los conductores de autobuses no son inútiles, y quien se olvide de esto entenderá bien durante la huelga general prevista para el miércoles».
El lunes, el presidente de la Federación Nacional del Trabajo de Israel, Yoav Simhi, pidió al primer ministro Benjamin Netanyahu, al ministro de Salud, Yuli Edelstein, y al gerente del proyecto de coronavirus, el profesor Ronni Gamzu, que ordenen el fin de los pagos en efectivo en los autobuses , según Calcalist .
Simhi enfatizó en una carta a los tres que si bien más de mil conductores de autobuses han sido infectados con el coronavirus y cientos están en cuarentena, el estado «se niega a implementar todas las medidas necesarias para mantener la seguridad de los conductores y pasajeros».
Un tribunal laboral en Nazaret dictaminó el lunes que la Compañía Superbus debe cancelar todas las multas emitidas contra los conductores que no aceptaron pagos en efectivo en los autobuses y que no se podrían emitir más multas.
A principios de este mes, la ministra de Transporte, Miri Regev, le dijo a Ynet que está llevando a cabo negociaciones con el Ministerio de Finanzas para permitir que las personas mayores utilicen el transporte público de forma gratuita en medio de una negativa de los conductores de autobuses a aceptar el pago en efectivo de los boletos debido al brote de coronavirus.

«Al igual que pagamos en el supermercado y en los bancos con efectivo, las personas mayores que no tienen un Rav Kav pagarán en efectivo. Mientras tanto, protegeremos a los conductores, por supuesto, estamos apurados y aumentando las particiones que estará en cada autobús «, dijo Regev.

Si bien el gobierno ha prometido en los últimos meses instalar particiones alrededor del asiento del conductor en los autobuses, la mayoría de los autobuses permanecen sin esas particiones. Los pasajeros tienen prohibido sentarse en la primera fila detrás del asiento del conductor.

El sindicato ha estado advirtiendo sobre los peligros que representan para los conductores de autobuses en los últimos meses, y ha pedido al gobierno que haga más para proteger a los conductores.
«El escenario de horrores que advertimos durante la crisis del coronavirus se está materializando con la publicación de datos preocupantes de pacientes verificados en el transporte público», advirtió el presidente del Sindicato de Conductores de Autobuses, Yisrael Ganon, en una reunión del comité de la Knéset en junio.
Ganon exigió en ese momento que el Ministerio de Salud limite de inmediato la cantidad de viajeros permitidos en los autobuses, aumente la cantidad de ujieres y guardias de seguridad y cierre las puertas delanteras de los autobuses hasta que se instalen barreras para los conductores.
«Cada conductor infectado podría infectar a miles de pasajeros por día hasta que entre en cuarentena», agregó Ganon. «No estaremos de acuerdo a ningún precio para arriesgar la vida de conductores y pasajeros. Los autobuses se han convertido en una verdadera bomba de tiempo. Es hora de dejar de abandonar a los conductores y pasajeros».

De acuerdo con las regulaciones de coronavirus emitidas a principios de este mes, los autobuses pueden viajar a aproximadamente el 50% de su capacidad, con un número limitado de pasajeros en los autobuses urbanos a 30, en líneas interurbanas a 32 y en autobuses alargados a 50. Los pasajeros deben usar máscaras sobre sus boca y nariz.
Fuente:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here