Se cumplen 40 años del lanzamiento de la combi eléctrica Mercedes Benz 307 E

0

La Mercedes-Benz 307 E marcó hace 40 años el camino hacia  las eVito y  eSprinter eléctricas ya que gracias a la batería bajo el suelo, el espacio de carga completo está disponible, aunque la tecnología de las baterías de esa época aún está lejos de estar lista para la producción en serie

En la actualidad, Mercedes-Benz se encuentra inmersa en el lanzamiento de numerosos vehículos eléctricos, de diferente género y condición. Hace poco, asistimos a la primera prueba del Mercedes-Benz EQV, pero los orígenes de este tipo de coches se remontan unas cuatro décadas atrás.

Mercedes-Benz, por poner un ejemplo, recibió el encargo de Amazon, a finales de agosto de 2020, de más de 1.800 furgonetas eléctricas eSprinter y eVito, para su mercado de reparto en los países europeos. Sin embargo, la firma de la estrella ya había experimentado con este tipo de vehículos eléctricos hace 40 años. En aquel entonces, Daimler-Benz AG presentó el Mercedes 307 E.

Hace 40 años, la entonces Daimler-Benz AG presentó el Mercedes-Benz 307 E a un público internacional. Inicialmente, el transportador experimental se exhibe en la feria medioambiental Envitec en Düsseldorf (11 al 15 de febrero de 1980) y luego en Londres en la exposición Drive Electric ’80 (13 al 20 de octubre de 1980). Ciertamente: su idoneidad para el uso diario está muy lejos de los vehículos actuales producidos en serie como el eVito y el eSprinter. Pero proporciona importantes fundamentos técnicos y conocimientos prácticos.

“Basándose en la serie de furgonetas T 1, Daimler-Benz AG ha desarrollado la furgoneta eléctrica Mercedes-Benz 307 E. Se prestó atención a las menores desviaciones posibles de la producción en serie a fin de mantener los costos de fabricación y operación dentro de límites estrechos. “Este es el título del comunicado de prensa del 31 de octubre de 1980 sobre el nuevo vehículo de prueba de Mercedes-Benz.

El 307 E no es la primera furgoneta eléctrica de la marca. Mercedes-Benz presentó el LE 306, también un vehículo experimental, ya en 1972. Se construyeron un total de 60 de ellas, y para 1979 la pequeña flota había cubierto 900.000 kilómetros. Uno de los resultados de estos ensayos fue que la tecnología de cambio de batería probada en el LE 306, entre otras cosas, podía prescindir del uso previsto del transportador eléctrico en el tráfico urbano.

Prototipo de Mercedes Benz O302 eléctrico (OE302). La marca también experimento electrificando modelos que ya estaban funcionando en el mercado con propulsión diesel

El 307 E fue desarrollado sobre la base de la serie TN van, también conocida como T 1, que se introdujo en 1977. El Ministerio Federal de Investigación y Tecnología (BMFT) está financiando el proyecto. A fin de reducir los costos de fabricación y funcionamiento, el 307 E tiene una tecnología de control simplificada para la propulsión eléctrica, que al mismo tiempo sólo requiere pequeñas desviaciones del transportador estándar 307 D con una distancia entre ejes de 3.350 milímetros. La batería está situada bajo el suelo del vehículo entre los ejes delantero y trasero y tiene un voltaje nominal de 180 voltios. Se instalan dos filas de baterías de 90 voltios cada una. El desmontaje y la instalación son sencillos y se realizan mediante un dispositivo de elevación integrado hacia abajo y con un equipo de elevación estándar de taller. El espacio de carga no está restringido en comparación con los vehículos con motor de combustión.

Con una carga útil de 1,45 toneladas y un alcance de 65 kilómetros a una velocidad constante de 50 km/h, el 307 E está predestinado para el transporte de distribución urbana. Se están probando cuatro tipos diferentes de control de conducción y transmisión de potencia, por ejemplo la versión de cambio de batería con control electrónico de campo combinado con un convertidor de par hidrodinámico. El motor de corriente continua tiene una potencia de 30 kW. La velocidad máxima es de 70 km/h y la pendiente máxima es del 20 por ciento. Los investigadores y desarrolladores de Daimler-Benz están probando no sólo conceptos de conducción en el 307 E, sino también otras tecnologías, como el “ordenador de ruta”. Este precursor del sistema de navegación proporciona información para posibles cambios de ruta, como los informes de atascos de tráfico.

 

Pruebas a gran escala en dos grandes ciudades

Desde 1981 y hasta finales de 1983 se realizan dos pruebas a gran escala con 32 transportadores eléctricos. El BMFT prueba diez 307 E en Berlín como parte del proyecto de investigación “Energía alternativa para el transporte por carretera” iniciado por el Ministerio. La segunda prueba a gran escala se llevará a cabo durante cinco años por el Deutsche Bundespost en el servicio de entrega de paquetes con 22 transportadores eléctricos en Bonn. Ambas pruebas prácticas dejan claro que los vehículos eléctricos pueden asumir las tareas de transporte en las conurbaciones. Debido a su rendimiento y fiabilidad operativa, el transportador eléctrico resiste la comparación con los vehículos de serie contemporáneos con motores de combustión.

Sin embargo, el principal problema de los vehículos eléctricos en ese momento era la tecnología de baterías disponible. “Si su alcance es suficiente para la tarea en el centro de la ciudad, los elevados requisitos de mantenimiento y la insatisfactoria vida útil de las baterías de plomo-ácido provocan pérdidas de explotación desproporcionadamente elevadas en 1980.

Las actuales camionetas eVito y eSprinter de Mercedes-Benz con tracción eléctrica se han convertido desde hace tiempo en potentes y prácticos vehículos con una autonomía de hasta 184 kilómetros con el eVito. Su tecnología de baterías, así como los componentes para la conducción, el control de potencia y la gestión de la carga, se han beneficiado de los grandes avances en el desarrollo de los vehículos eléctricos en los últimos años. Y se han establecido plenamente en el mercado: sólo a finales de agosto de 2020 Amazon, por ejemplo, encargó más de 1.800 furgonetas eSprinter y eVito alimentadas por batería para su entrega en los mercados europeos

Así, que la Mercedes-Benz 307 E marcó hace 40 años el camino hacia  las eVito y  eSprinter eléctricas ya que gracias a la batería bajo el suelo, el espacio de carga completo está disponible, aunque la tecnología de las baterías de esa época aún está lejos de estar lista para la producción en serie

 

Fuente:

Mercedes Benz Press

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here