Simularon cómo es la propagación del Coronavirus en los colectivos

0

El estudio, desarrollado por investigadores del Conicet, analiza la expansión de partículas producidas al hablar, toser o estornudar en un recinto cerrado (con o sin acondicionador de aire), a fin de comprender la propagación del virus.

Dos científicos santafesinos han desarrollado una moderna herramienta para conocer más sobre la transmisión del virus en los colectivos. Ambos investigadores del CONICET son docentes de la UNL y trabajan en uno de los importantes institutos de investigaciones que tienen el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas y la Universidad Nacional del Litoral. Se trata del CIMEC, Centro de Investigación de Métodos Computacionales, ubicado a orillas de la Laguna Setúbal, dentro del Centro Científico Tecnológico.

Los Dres. Damián Ramajo y Santiago Corzo se abocaron a responder a la crisis sanitaria que tiene en jaque al mundo desde sus especialidades, orientando su investigación a conocer cómo se propaga este temido virus dentro de un ómnibus de pasajeros, algo clave dentro de la actividad urbana cotidiana, ya que se trata de una modalidad de movilidad colectiva utilizada por miles de personas al día.

 

Transporte de partículas

Este estudio reciente, tiene como finalidad analizar el transporte de partículas producidas al hablar, toser o estornudar en un recinto cerrado -específicamente como lo es un colectivo-, a fin de comprender la propagación del virus. Con esta preocupación muy importante para la salud pública, comenzaron a analizar distintos parámetros tales como la posición de los pasajeros y la influencia del Aire Acondicionado, entre otros aspectos.

Con su trabajo, los científicos santafesinos lograron identificar el nivel de evaporación de la saliva dependiendo del tipo de exhalación, el grado de transporte aéreo y el nivel de contaminación provocado, utilizando para ello herramientas propias de la mecánica computacional fluido-dinámicas.

 

Estornudos y saliva

La complejidad del trabajo demandó recurrir a dos métodos científicos específicos. Para los casos de tos y estornudos, donde las partículas de saliva exhaladas son de tamaño considerables, se utilizó un método de la dinámica de gases y partículas, mientras que para analizar una persona hablando, se recurrió a un método de simulación empleado para el transporte de gases.

Otros aspectos claves comprobados con la investigación gracias al empleo de computo de alto rendimiento, refieren a la distribución de gotitas producida al toser, el efecto del aire acondicionado para las distintas posiciones del pasajero y la concentración de aire exhalado por los pasajeros al hablar.

 

Conclusiones

Las más significativas -para considerar en el sistema de transporte urbano en vistas a la salud de usuarios y de la comunidad en general-, refieren a:

-Que el estornudo genera grandes gotas que viajan hasta 2 m. y caen sobre las superficies en menos de dos segundos, generando grandes zonas de contaminación, aunque por el tamaño de las gotas, el aire acondicionado no afecta la distribución de las mismas.
-Que la tos genera gotas más pequeñas que sí son fácilmente transportadas por la circulación del aire acondicionado, aunque luego de los 20 segundos, la mayor parte de las gotas se evapora.
-Que el habla genera una gran cantidad de aire exhalado que rápidamente se propaga a lo largo del colectivo, por lo que el aire acondicionado favorece su propagación, aunque reduciendo notoriamente la concentración, cuestión muy relevante ya que aminora la concentración de virus.

 

 

Fuente:

Conicet

El Once

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here