Colectivos repletos y otros vacíos: el problema del transporte en Rosario y la posible solución

0

Desde la Municipalidad explicaron que la pandemia modificó mucho el recorrido de los rosarinos, sumando a la caída de la demanda. Es por eso que están planificando hacer cambios en algunas líneas para evitar hacinamiento.

Esta semana se difundieron fotos de una línea urbana del transporte público de pasajeros, en donde se puede ver un colectivo repleto de gente y pasajeros prácticamente hacinados sin el más mínimo distanciamiento.

Se trata de la línea 126 y las imágenes muestran como esta unidad en particular superó largamente la capacidad establecida para cumplir con la distancia social en tiempos del coronavirus. Si bien se puede observar a todos utilizando el tapabocas, aunque en algunos casos no del todo bien colocado, la otra pata fundamental de los cuidados está ausente.

Desde la Municipalidad de Rosario explicaron que el problema se debe a que en tiempos de pandemia se modificó el día a día de los rosarinos y sobre todo a la caída de la demanda, “hay lineas que se cargan más y otras menos”. Asimismo, contaron que el plan para solucionar este problema es “ir redistribuyendo todas las unidades”.

“Como todos sabemos el sistema de transporte ha variado mucho la demanda, la cantidad de pasajeros por línea fueron mutando”, dijo la secretaria de Movilidad dela ciudad, Eva Jokanovich, en Radio Mitre Rosario.

“Hay líneas que se cargan más y otras menos. Hay que ir redistribuyendo todas las unidades en función de las líneas que están más cargadas. Reforzar los colectivos más cargados y quizás no es tan necesario que haya tantos colectivos en alguna otra línea”, aseguró la funcionaria en diálogo con El Puente.

Para darle solución al problema, Jokanovich afirmó que están “monitoreando y redistribuyendo los servicios. Venimos trabajando con el Concejo y empresas en plantear algunos cambios en el sistema de transporte en función a estas nuevas modalidades que estamos observando”.

“Monitoreamos todo el año lo que pasó y hacemos estimaciones de lo que va a pasar el año que viene”, agregó.

Contó que la idea es “hacer un sistema que se pueda ir adaptando a la nuevas realidades”.

“Teníamos un transporte diseñado para trasladar 500 mil personas por día y sabíamos exactamente el trayecto de esas personas, desde donde hasta donde iban, eran siempre las mismas. Hoy la realidad es muy diferente, sumado a que no hay clases. El gran desafío es adaptarnos a lo que va a ir pasando”, cerró.

 

Fuente:

Rosario Nuestro

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here