Neuquén: Pehuenche aceleró antes de la licitación de la ciudad

0

Sumó el servicio urbano de Centenario y el trayecto con Neuquén. Quedó con 90 unidades y 200 empleados, un capital que la posiciona para la gran disputa de 2021.

La expansión de Pehuenche movió el tablero del transporte de corta distancia en la región, donde juegan dos pesos pesados como Vía Bariloche y Autobuses Santa Fe. La empresa cipoleña quedó con 90 unidades y 200 empleados, un capital que la posiciona para la gran disputa de 2021: la concesión del servicio urbano de Neuquén capital.

Esta semana, Expreso Colonia le traspasó a Pehuenche el servicio urbano de Centenario y los tramos interurbanos a la capital neuquina y Dique Ballester.

Con esa movida, Pehuenche se quedó con el transporte urbano en tres ciudades claves del Alto Valle: Centenario, Cipolletti y parte de Neuquén capital. Además, cubre los viajes de corta distancia a Cinco Saltos, El Chañar y Campo Grande. Hoy, maneja una infraestructura de 90 coches y unos 200 trabajadores.

Fue una apuesta fuerte en plena pandemia, que la convirtió en candidata a disputar la próxima concesión del servicio urbano en la ciudad de Neuquén. El contrato vigente se firmó en 2011 y vence en marzo de 2022. (Ver aparte.)

Aunque todavía no hay fecha para la licitación, son pocas las operadoras locales con espalda suficiente para aspirar al negocio del transporte en la capital neuquina. Una década atrás, la disputa tuvo como contrincantes a Indalo (que transmutó en Autobuses Santa Fe) y una unión transitoria entre Vía Bariloche y Albus. Hoy, el panorama es similar, ya que ambos grupos se mantienen como los de mayor peso en el mercado local.

Hace apenas unos meses, los dos se midieron en la compulsa por el contrato provisorio del servicio urbano de General Roca. Ganó Koko, vinculada a Vía Bariloche, por una estrecha diferencia frente a Indalo-Autobuses Santa Fe.

El grupo Vía Bariloche tiene bajo su ala a empresas que cubren servicios urbanos, como Albus en Chos Malal. También está asociada con media docena de firmas de media y larga distancia y, a través de Koko SRL, cubre el trayecto de Neuquén hasta Villa Regina.

Autobuses Santa Fe no se queda atrás. Maneja, a través de firmas subsidiarias, los transportes de pasajeros concesionados en localidades de Córdoba, La Pampa y Santa Cruz.

Ls firma santafesina está a cargo de gran parte de la concesión que ganó Indalo en Neuquén capital, con una flota de 125 coches y cerca de 400 empleados. Además, se ocupa del colectivo urbano en Plottier y el tramo entre esa localidad y la capital.

También hay grandes jugadores del transporte de corta distancia de otros puntos del país que pueden desembarcar en Neuquén. Por el momento, son tres las empresas con chances. Pandemia mediante, para el próximo verano, se sabrá quién o quiénes manejarán los colectivos en la ciudad más grande de la Patagonia.

Dos gigantes se disputaron el monopolio en 2011

El contrato del transporte urbano se firmó en 2011, luego de tres años de discusiones y tironeos políticos. Entonces, la concesión se definió entre dos gigantes: Indalo, la compañía que controlaba Cristóbal López, y el grupo Vía Bariloche, de la familia Trappa.

Indalo desembarcó en Neuquén en 1998, cuando ganó la concesión del servicio urbano por primera vez. Ese contrato venció en 2009 y se prorrogó un año.

En 2010, se llamó a licitación, en medio de acusaciones cruzadas y un amparo judicial. Un año después, cuando al fin se conocieron los oferentes, había dos interesados: Indalo y una unión transitoria entre Vía Bariloche y Albus.

Ganó la pulseada Indalo, gracias a que presentó dos ofertas alternativas. La concesión se aprobó en el Deliberante en sesiones acaloradas, sin reunir los dos tercios. La votación se declaró nula e Indalo amenazó con irse. Eso llevó al ex intendente Martín Farizano a adjudicar por decreto, dos meses antes del finalizar el mandato.

Su sucesor, Horacio Quiroga heredó una concesión polémica, monopólica, con 110 coches en lugar de los 140 prometidos. Para colmo, dos meses después, Indalo le cedió su contrato a Autobuses Santa Fe.

En 2015, a partir de un acuerdo excepcional, entró en el negocio Pehuenche y se hizo cargo de manera gradual de seis ramales en el este capitalino, para que Autobuses Santa Fe reforzara las unidades en el oeste.

En 2021, es hora de barajar y dar de nuevo. El intendente Mariano Gaido anticipó que quiere abrir el juego a varias concesionarias, pero dependerá de cómo se diseñe el servicio y cuántas empresas se presenten.

 

Artículo relacionado

Neuquén: El Scania a GNC será testeado en la empresa Pehuenche

 

Fuente:

LM Neuquén

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here