Se sumaron 180.000 “nuevos pasajeros” al transporte público con la vuelta a clases

1

Según estimaciones, al menos 400.000 personas debieron salir a la calle con el retorno de la educación presencial; se intensificaron los controles para evitar en colectivos y subtes

El retorno de las clases presenciales en la ciudad demandó un mayor uso del transporte público que seguirá en aumento en los próximos días cuando los estudiantes de otros niveles se integren al ciclo lectivo. La inyección de alumnos y sus familiares, más el personal docente y no docente, obligó a realizar operativos para controlar que en los colectivos, trenes y subtes se cumplan los protocolos sanitarios que forman parte de la logística educativa.

Según la información de la Secretaría de Transporte y Obras Públicas de la ciudad, ayer hubo 400.000 personas más que debieron movilizarse por la ciudad con el regreso a las aulas de los menores de entre 45 días y 5 años, de los alumnos de los primeros tres grados del nivel primario y modalidad Especial, y de los primeros dos años del nivel secundario. Aunque habrá que esperar el correr de los próximos días para saber cuántos de ellas utilizaron el transporte público, se estima que fueron, al menos, 180.000.

La percepción de los empleados de las boleterías de la estación Congreso de Tucumán, de la línea D de subte, es que el flujo de pasajeros siguió en aumento hoy, con mayores controles para evitar que las personas sin autorización no utilicen el servicio público. Eran las 8.30 y un efectivo policial pedía el permiso para circular. Los pasajeros mostraban en el celular la autorización mientras iban accediendo. Un chico joven no lo llevaba. “Vení, que te vamos a dar un acta de aviso y, además, no llevabas puesto el barbijo”, le señaló el agente.

Los operativos se intensificaron hace dos semanas cuando se plantearon cuáles serían las regulaciones para usar el transporte público. En ese momento había un 35% a 40% de pasajeros en infracción, sin la autorización para viajar o sin el trámite realizado. Ayer esa cifra bajó al 20%. “La gente empezó a percibir que el transporte público debía ser reservado para trabajadores esenciales y el sector de la educación”, explicó Juan José Méndez, secretario de Transporte y Obras Públicas de la ciudad.

En la avenida Santa Fe, sobre una de las paradas del metrobús Pacífico, dos agentes de tránsito de la ciudad que recorrían la zona advertían a los pasajeros que no tenían la autorización y les informaban de cómo obtenerlo. “Hay más gente hoy que ayer, y no especialmente niños. También aumentó el flujo de transporte, se pusieron más colectivos. Seguramente a partir de la semana que viene accedamos a pedir el permiso a los pasajeros que ya están viajando en colectivo”, sostuvo uno de ellos.

Antes del comienzo de la cuarentena por la pandemia de Covid-19 la circulación habitual de colectivos era de 5600 unidades en la ciudad y poco más de 9000 si se suman los del área metropolitana. Hasta enero el servicio porteño funcionaba con el 60% de las unidades, pero la cifra se fue incrementando en febrero. La semana pasada se aumentó al 75% de colectivos disponibles y ayer llegó al 80%, con proyección de alcanzar entre el 85% y 90% de las unidades.

“Se aumentó la oferta de transporte público, en especial los colectivos, para poder recibir la demanda de la vuelta a clases. Estamos en un 80% del volumen, pero analizaremos cómo seguir aumentando la oferta cuando se completen todos los niveles para poder tener la frecuencia completa de un día pre pandemia”, sostuvo Méndez.

Ayer abrieron 739 escuelas porteñas de nivel inicial, 886 primarias y 492 secundarias que suman 370.493 estudiantes en un distrito que cuenta con una matrícula de 785.152. El próximo lunes volverán a las aulas 144.596 alumnos del resto de los grados de la primaria (4°, 5°, 6° y 7°) mientras que el 1° de marzo lo harán los años restantes del secundario (3°, 4°, 5° y 6°), que representan otros 90.073. La vuelta progresiva a las clases presenciales marca que el 8 de marzo comenzarán los estudiantes de los programas para jóvenes y adultos y el 22, los del nivel superior.

Más allá de colectivos y subtes, el medio de transporte que mayor crecimiento de demanda tuvo fue el sistema Ecobici, con un aumento del 21% respecto del miércoles pasado. En las últimas semanas el promedio de viajes diarios fue de 10.000 mientras que ayer se alcanzaron los 12.700 viajes. El crecimiento va en línea con lo ocurrido en 2020 cuando en algunas intersecciones de la ciudad hubo aumentos del 114% respecto de 2019.

Luego siguieron los colectivos, con un alza del 10% comparado con el miércoles pasado, lo que representa el 72% de los viajes habituales (ayer hubo 5.000.000 de viajes en colectivos); en el caso de los trenes el alza fue del 9% respecto, lo que significa el 53% de los viajes habituales (ayer 595.000 viajes). En las principales avenidas de la ciudad hubo una suba del 8% de vehículos particulares, con lo que en promedio la cantidad de rodados en la calle alcanzó el 88% del flujo habitual pre pandemia (ayer 644.000 viajes). En cuanto a subtes el incremento fue del 7%; respecto de los valores habituales el subte se encuentra en el 20% de los viajes habituales (ayer 203.000 viajes).

 

Fuente:

La Nación

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here