Misiones: La ciudad de Puerto Rico tiene a su primera mujer chofer de colectivos

0

Mariela Gómez Carballo, tiene 23 años y el año pasado, en plena pandemia, comenzó a trabajar en la empresa de colectivos urbanos e interubanos de la Capital de la Industria misionera.

Para las mujeres, realizar tareas que “socialmente” habían sido catalogadas como “masculinas” no siempre es fácil. Pero los tiempos están cambiando para bien y cada vez se ve a más mujeres haciendo lo que les gusta. Mariela Gómez Carballo tiene 23 años y es la primera mujer en conducir un colectivo urbano en Puerto Rico.

Mariela contó a PRIMERA EDICIÓN su experiencia, cómo consiguió el trabajo y lo mucho que le gusta conducir vehículos de gran porte. “A los 13 años me enseñaron a conducir autos y camionetas después, ya con 19, entré al cuartel de bomberos voluntarios de Eldorado, yo viví 10 años allá. Nací en Montecarlo, me creí en Piray y viví en Eldorado, ahora por mi trabajo me mudé a Puerto Rico”, explicó.

De su labor en el cuartel de bomberos, se dio cuenta que le llamaba mucho la atención los camiones. “Mi jefe en el cuartel en ese entonces, era inspector de tránsito e instructor de manejo, el señor Juan Carlos Franco, él me enseñó a manejar la autobomba, gracias a él es que hoy puedo estar donde estoy, la persona más buena y que siempre está ayudando a quien necesita”, dijo. Contó también que cuando aprendió a manejar la autobomba “me encantó, pero por mi edad no podía sacar el carnet para manejar camiones. Cuando cumplí 21 fui a hacer la prueba y saqué el carnet profesional. Cuando aprendí a manejar camiones no quería bajarme más”.

Mariela cursó hasta el año pasado la carrera de Ciencias Políticas y se recibió de técnica en emergencias médicas, pero necesitaba un trabajo. “Tengo muchos conocidos en otras localidades por ser bombero, y el año pasado, en plena pandemia, vi en el estado de uno de mis contactos que en la empresa de colectivos urbanos de Puerto Rico necesitaban choferes y decía femenino y masculino. Me llamó mucho la atención y me emocioné. Mandé mi currículum y a la semana me llamaron. Era plena pandemia, con todas las restricciones, no había colectivos para llegar, así que mi mamá me llevó todo el tiempo que duró la prueba para el trabajo y pasé, me contrataron”, contó Mariela.

Desde ese momento se convirtió en la primera mujer que conduce un colectivo urbano e interurbano en la Capital de la Industria. “Estoy feliz, me gusta mucho lo que hago, al principio tuve miedo, no sabía cómo iban a reaccionar mis compañeros, los vecinos, de ver a una mujer conduciendo, y me sorprendí para bien, porque todos, desde el dueño de la empresa, mis compañeros y los pasajeros me tratan bien, me alientan, me enseñan. Mis compañeros me enseñaron de mecánica, lo básico para conocer el funcionamiento del colectivo y los pasajeros, principalmente las mujeres, me alientan, están pendientes de cuando paso, me preguntan constantemente si necesito algo, me siento muy apreciada”, indicó.

 

Fuente:

Primera Edición

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here