Subite, sentate y ¿callate?: Recomiendan prohibir que se pueda hablar en los colectivos durante la pandemia

0

Los especialistas sugieren que tampoco se permita cerras las ventanillas de las unidades.

Recomiendan prohibir que se pueda hablar en los colectivos durante la pandemia. Damián Ramajo es un científico santafesino del Conicet que llevó a cabo un estudio para conocer la forma en la que se transmite el coronavirus. Durante este tiempo de pandemia, el término “ventilación cruzada” ha ganado preponderancia a partir de la necesidad de evitar la concentración de personas en espacios cerrados.

Ante esto, el transporte urbano no ha quedado exento del riesgo de contagio. Ramajo afirmó que: «estuvimos evaluando dos de tres formas de contagios que hay. Las gotas balísticas, los estornudos y la tos, y cómo pueden viajar en los colectivos. Esas gotas pueden llegar a viajar hasta dos metros, una distancia considerable. Es lo que dio origen a los distanciamientos sociales de dos metros. De los tres mecanismos, el tercero, fue el tema de los aerosoles. Cuando uno habla o respira, pueden viajar todo el tiempo y a grandes distancias. Son arrastradas por corrientes de aire mínima y no caen nunca: quedan hasta diez o doce horas suspendidas en el aire«.

Además, en medio de este estudio, ha resaltado la importancia del uso del tapabocas: «El barbijo retiene por lo menos un 50 por ciento de las partículas que yo emito y también un 50 por ciento de las que yo puedo inhalar. El uso del doble barbijo parece una muy buena medida, porque también sirve para reducir esos porcentajes. El otro, no hablar: cuando uno habla, puede llegar a emitir entre 10 y 20 veces más de partículas que cuando uno respira. Hablar en un colectivo tendría que estar, por el momento, prohibido. Y la ventilación, que es la tercera, es fundamental también: la carga viral disminuye en un 50 por ciento en el ambiente cuando se ventila con las ventanitas chiquitas«.

Al hacer mención sobre la ventilación en colectivos, describió que «el aire no ingresa por delante y sale por detrás. Es al revés: entra por atrás y sale por adelante. Recorre todo el colectivo de atrás hacia adelante. El caudal de aire llega a ser muy significativo si se llega a abrir, no todas las ventanillas, con cuatro adelante y cuatro atrás alcanza. Es fundamental abrir en los dos lados: si abro solamente atrás no va a servir, si abro solamente adelante, tampoco. Por eso es importante esto de que algunas queden fijas y que nadie las pueda cerrar«.

 

Fuente:

El Trece

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here