España: Zaragoza le dice “adiós” a los autobuses diesel

0

Zaragoza ha hecho un anunció de lo más interesante: todos los nuevos autobuses urbanos de la ciudad serán completamente eléctricos. El alcalde de la ciudad, Jorge Azcón, anunció esta semana que ninguno de los 68 autobuses que tienen prevista su renovación hasta 2022 será de combustión. En su lugar, la ciudad se hará con una flota de 68 buses eléctricos, lo que supondrá un desembolso de 46 millones de euros. Actualmente, Zaragoza cuenta con cuatro autobuses eléctricos y 111 autobuses híbridos, entre otros.

Si bien es cierto que comprar estos autobuses supone gastar 12 millones de euros más que si se comprasen sus homólogos de combustión, Azcón considera que se generará ahorro a largo plazo debido a que “su coste de operación es menor” y “su mantenimiento es más sencillo”. El siguiente paso es evidente: adaptar las cocheras para poder cargar los autobuses.

1.700 toneladas de CO2 menos por cada bus

En lo que a la flota se refiere, Zaragoza ha optado por 51 autobuses eléctricos de 12 meses y 17 autobuses de 18 metros articulados. La idea no es solo ahorrar costes a largo plazo, sino reducir las emisiones de dióxido de carbono. En palabras del ayuntamiento, por cada autobús diésel sustituido se ahorrarán 1.700 toneladas de CO2 (que es lo que emiten en toda su vida útil).

“Se calcula que, cuando toda la flota esté sustituida por vehículos eléctricos, Zaragoza ahorrará más de 621.000 toneladas de emisiones de CO2” – Ayuntamiento de Zaragoza.

Según explican desde el ayuntamiento de Zaragoza, ya se han iniciado los trámites necesarios para que las cocheras de AVANZA, la empresa concesionaria, disponga de “suficientes puntos de carga antes de la llegada de los primeros nuevos vehículos”, algo que debería suceder a lo largo del próximo año.

Aseguran, además, que ya está prevista la instalación de 75 cargadores, 37 de ellos para los buses de 12 metros y 38 (de mayor potencia) para los de 18 metros, que tienen una batería de mayor capacidad y mueven más peso. También se instalará un cargador adicional de 300 kW para cubrir “situaciones imprevistas”.

Finalmente, el ayuntamiento afirma que ya están trabajando en el diseño y realización de la conexión con la subestación eléctrica transformadora de Torre Oliviera (de Endesa), desde donde se llevará una línea de alta tensión. También se tendrá que instalar una red interior de distribución en media tensión y los transformadores para cada cargador. Según Heraldo de Aragón, esto costará unos 12 millones de euros y llevará entre 12 y 18 meses.

 

Fuente:

Heraldo de Aragón

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here