La furia de los pasajeros porque el colectivo dejó de pasar durante las dos horas del Superclásico

0

Ocurrió en un ramal de la línea 148, en Florencio Varela. Un grupo de usuarios fue hasta el playón de estacionamiento de la empresa y se generó una situación tensa con los choferes.

Pasajeros contra choferes. Fue en un playón de la empresa El Nuevo Halcón (línea 148), en el Sur del Conurbano. El Superclásico Boca-River por la Copa de la Liga Profesional encendió la mecha que detonó después de dos horas sin que circulara ningún colectivo.

Los pasajeros se mostraron furiosos contra los choferes de la línea, a quienes fueron a interpelar directamente en el playón de cabecera después de que algunos esperaron más de dos horas en las paradas del ramal C que une Constitución con el barrio El Alpino, en Florencio Varela.

Aseguran que los dejaron plantados porque estaban mirando el Superclásico entre Boca y River. 

La empresa que forma parte del grupo Moqsa (Micro Ómnibus de Quilmes), con cabecera en la avenida 12 de Octubre al 2000, en Quilmes Oeste,  ya trae una historia de reclamos por problemas principalmente con las frecuencias de los servicios.

“El tema de las frecuencias del 148 es de hace tiempo, y no solamente en hora pico”, comentó Florencia, una pasajera rutinaria, en declaraciones recogidas por el periódico local El Progreso.

El domingo, un grupo de usuarios entre los cuales había mujeres con niños, una embarazada y hasta adultos mayores, esperaron la salida de los colectivos para poder llegar a sus casas.

Bajo el frío y mientras se hacía de noche, los pasajeros esperaron más de dos horas por un colectivo que nunca llegó a la primera parada.

Ante este suceso, el grupo decidió ir hacia la garita de choferes donde reclamaron con insultos y pateando la puerta.

Entre el griterío, el enojo de los pasajeros se incrementaba. En el video se escucha como una mujer asegura que están hace más de dos horas esperando que salgan los colectivos.  “Estoy con una criatura, hay una embarazada”, manifiesta a los gritos.

“Está con la nena cagándose de frío. Ustedes tienen la obligación de cumplir con un horario, todos laburamos”, se suma otro pasajero.

En medio de discusiones y desesperación, otra mujer grita hasta quedar afónica: “Solo quiero viajar, quiero irme a mi casa“.

“Estaban mirando Boca-River”, denuncian los pasajeros.

Sobre el final del video que circuló, se advierte que la situación se recalienta aún más cuando, tras la finalización del partido, cuatro colectivos de la 148 se disponen a salir al mismo tiempo del playón.

“Estaban mirando el partido y hace más de dos horas que estamos esperando el colectivo. Ahora salen los cuatro juntos, ahora todos se quieren ir a la mierda mientras nosotros estábamos chupando frío con las criaturas y una embarazada. Ahí los tenes a los tipos. Ahora están apurados, terminó el partido”, continúa relatando la mujer que filmó todo el suceso.

Varios de los pasajeros aseguraron que es prácticamente poder ser atendido en los teléfonos que ofrece la línea de colectivos 148, ya sea los de El Nuevo Halcón o los de Moqsa. Esto fue constatado por Clarín, que intentó comunicarse a los diversos números telefónicos sin siquiera poder acceder a un buzón de voz.

 

Fuente:

Clarín

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here