Protesta de transportistas escolares: “Estamos sin asistencia ni ayuda”

0

Se concentraron frente a la Municipalidad para pedir asistencia. “Somos más de 300 familias a las que el agua nos llegó al cuello”, plantearon.

Bajo el reclamo de que se les otorgue algún tipo de ayuda o asistencia estatal ante la crítica situación económica que vive el sector debido al impacto de la pandemia del coronavirus, transportistas escolares se concentraron este lunes frente al Municipio. “Somos más de 300 familias las que el agua nos llegó al cuello, estamos en quiebra económica, social y familiar”, afirmaron.

Tal como ocurrió en diversos momentos del año pasado, este lunes un grupo de transportistas escolares volvieron a realizar una concentración y protesta frente a la Municipalidad teniendo en cuenta un nuevo período de parálisis de la actividad a partir de la suspensión de las clases presenciales por el avance de la segunda ola del coronavirus en Mar del Plata.

“Los transportistas escolares nos encontramos en estado de emergencia; desde el mes de diciembre del 2019 no tuvimos recaudación“, plantearon y remarcaron haber tenido “35 días de trabajo este año para afrontar deudas de todo el período comprendido desde 2019 hasta la actualidad y manteniéndose un futuro incierto para todo el sector”.

En este marco, desde la Asociación de Propietarios del Transporte Escolar y Afines Marplatense (Apteam) pidieron asistencia a las autoridades municipales. “Sepan y entiendan que la base de nuestra administración, recaudación y rentabilidad se rige por el ciclo lectivo escolar de cada año”, expusieron y cuestionaron: “Por supuesto que nos preocupa la pandemia, respetamos el aislamiento social y entendemos que la salud de todos está por encima del interés económico sin ninguna duda, pero el gobierno municipal no ha sabido entender, atender y contemplar nuestra situación”.

De esta manera, afirmaron estar “sumidos en la quiebra, sin asistencia, ni ayuda alguna” y advirtieron: “Somos más de 300 familias marplatenses y aledañas a las que el agua nos llegó al cuello, estamos en quiebra económica, social y familiar. Somos una actividad carente de subsidios, subvención o eximición desde siempre y no la hemos pretendido tampoco, pero estamos en una situación excepcional, en la cual si queremos subsistir necesitamos de la ayuda de nuestro Municipio para que nuestra actividad no desaparezca”.

 

Fuente:

Qué Digital

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here