España: Zaragoza y Avanza apuestan por autobuses eléctricos de Irizar e-mobility

0

Se adquirirán un total de 68 unidades, de los que 51 serán de 12 metros y el resto, 17 unidades, serán articulados.

Se adquirirán un total de 68 unidades, de los que 51 serán de 12 metros y el resto, 17 unidades, serán articulados. Estos autobuses se incorporarán progresivamente al servicio a partir del último semestre del próximo año y estarán operados por Avanza.

Se trata del mayor proyecto de autobuses eléctricos hasta la fecha para lrizar e­mobility. Sin duda, un proyecto pionero y referente que ayudará a mejorar la calidad de vida de los ciudadanos y a eliminar toneladas de C02 a la atmósfera.El Ayuntamiento de Zaragoza ha presentado hoy el nuevo modelo de autobús eléctrico en el que se basará la renovación de su flota a partir de finales del próximo año. Se trata del ie tram de lrizar e-mobility, un autobús 100% eléctrico de líneas futuristas con el que, además de evidenciar el cambio a una tecnología “cero emisiones”, se dará un giro en el aspecto estético de los autobuses urbanos de Zaragoza. Este vehículo se quedará en pruebas por la ciudad a lo largo de las próximas 3 semanas y prestará servicio en diferentes líneas con capacidad para operar con autobuses dobles, como la 23.

En la presentación han participado el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón; la consejera de Servicios Públicos y Movilidad, Natalia Chueca; y el director general del Grupo Avanza, Valentín Alonso. Además, han estado también el director de Avanza de Zaragoza, Guillermo Ríos; y Txema Otero, Director Comercial de España y Portugal de lrizar e­mobility.

El Gobierno de Zaragoza tomó recientemente la decisión de que todos los autobuses urbanos que, a partir de ahora, se incorporen al servicio en Zaragoza, deberán ser eléctricos. Zaragoza redobla así su apuesta por convertirse en una ciudad climáticamente neutra. Actualmente la ciudad dispone de 4 autobuses de estas características (“cero emisiones”) y de 111 unidades híbridas.

El resto, hasta 352, son diésel. Sustituir cada autobús diésel por otro eléctrico supone un ahorro de 1.700 toneladas de C02 emitidas a lo largo de su vida útil. Se calcula que, cuando toda la flota esté sustituida por vehículos eléctricos, Zaragoza ahorrará más de 621.000 toneladas de emisiones de C02.La transición hacia una flota eléctrica está alineada con el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia enmarcado dentro del Plan Next Generation EU, que previsiblemente recibirá financiación europea, lo que sitúa a Zaragoza en una buena posición a la hora de ecibir buenas ayudas en próximas convocatorias.

 

Fuente:

Nexobus

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here