Volvo podría fabricar autobuses eléctricos en México

0

Ciudad de México. Tras los buenos resultados que registró el autobús eléctrico modelo 7900 en la Línea 4 del sistema Metrobús de la capital del país, Volvo Buses México entregará 10 unidades de dicho vehículo para que operen en este corredor, los cuales se importarán de Polonia. Sin embargo, de concretarse un proyecto de electromovilidad más grande – como Línea 0 en la Ruta Bicentenario que requerirá de 260 unidades eléctricas –, el fabricante automotriz sueco podría arrancar el ensamble de autobuses eléctricos en su planta de Tultitlán, Estado de México con especificaciones específicas para nuestro mercado, informó Carlos Acosta, gerente regional para zona centro de la firma sueca en nuestro país.

“Hemos tenido reuniones con las distintas autoridades de la Ciudad de México y de otros estados para mostrarles los beneficios que tiene nuestro autobús eléctrico con el objetivo de llegar a un entendimiento sobre el proyecto de la Línea 0 Bicentenario del Metrobús para proveer las 260 unidades que requerirá este corredor. De concretarse el acuerdo, podríamos arrancar la producción de un autobús eléctrico –partes del chasis eléctrico se traerían de Suecia– y en la planta de Tultitlán se fabricaría tanto la plataforma como la carrocería con especificaciones para el mercado mexicano”, explicó en entrevista Carlos Acosta, durante la presentación de los resultados del Volvo modelo 7900 eléctrico.

El directivo señalo que la Línea 0 en la Ruta Bicentenario del Metrobús estaba contemplada para este año, no obstante a causa de la crisis sanitaria provocada por el COVID-19 se aplazó y no hay aún una fecha definida para su arranque.

Este corredor tendría 46 kilómetros de extensión y recorrería Circuito Interior desde Boulevard Puerto Aéreo hasta Chapultepec, el cual esta planeado para transportar 258 mil pasajeros diarios, 144 estaciones y 3 terminales.

Para la creación de la octava línea del Metrobús (que será conocida como Línea 0 Bicentenario pues sólo contará con autobuses 100% eléctricos participan cuatro empresas transportistas: RTP, COREVSA, TRIOXA, CONGESA, con quien indicó el directivo ya se han tenido platicas para suministrar las 260 unidades que requerirá este corredor, sin embargo, dijo aún no se tiene una fecha exacta para el arranque la construcción de esta línea.

“Para arrancar la fabricación de autobuses eléctricos Volvo en México se necesitaría concretarse el plan de la Línea 0, o hasta incluso con un proyecto que requiera un menor volumen de producción de unidades eléctricas, como Estado de México, Monterrey, Gualajara y Pachuca, cuyos gobiernos también han mostrado su interés para sumarse al proyecto de transporte cero emisiones.; sin embargo es necesario concretar un proyecto primero para iniciar el ensamble de estos vehículos eléctricos en nuestro país”, indicó Carlos Acosta.

Volvo autobús eléctrico modelo 7900

Bajo el concepto de “Ciudad cero”, el constructor sueco muestra su propuesta de electromovilidad de vehículos destinados a transporte masivo público que registren cero emisiones, cero nivel de ruido, cero accidentes y cero tránsito fue presentado por Francisco Loera Orozco, gerente regional de Volvo Buses México, con miras de que la puesta en operación de autobuses eléctricos sean un modelo de negocio sustentable en urbes similares a la capital del país, con base en la puesta en operación de un autobús 100% eléctrico.

La unidad eléctrica del fabricante sueco mide 12 metros de largo y su propulsión se entrega gracias a 330 kW, y está configurado para carga nocturna. Al tratarse de un autobús eléctrico, su operación no genera emisiones de dióxido de carbono, óxidos de nitrógeno, material particulado, ni ningún otro gas contaminante ni de efecto invernadero.

El autobús es de piso bajo en su totalidad, lo que facilita el acceso a los pasajeros y permite una operación más eficiente. Cuenta también con acceso universal para personas con discapacidad, y en su interior dispone de espacio para silla de ruedas y perro guía, en el caso de personas invidentes.

La seguridad es prioridad para Volvo, quien pretende nulificar la siniestralidad como resultado de la actividad vial. Por lo que el sistema de “gestión de zonas” desarrollado por la firma sueca, permite a los autobuses respetar las restricciones de las áreas establecidas, dependiendo de su ubicación geográfica, para lo cual, las unidades están equipados con sistemas y equipamiento (telemetría mediante el establecimiento de “geo–cercas”) a nivel de la propulsión como de la operación del automotor. Ello permite detectar en el trayecto, mediante un radar instalado en el parabrisas que emite alerta sonora, la presencia de peatones y ciclistas, con lo cual se reducen los percances.

Fuente:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here