La pista de pruebas Mercedes High-Bank Curve en donde se testean todos los vehículos de la marca (incluso los autobuses)

0
Tomada en 1984, esta imagen extrema muestra un autobús Mercedes 190E, W126 y O 303 surcando la increíble curva empinada en la planta de Mercedes en Stuttgart.

Este es el lugar donde Mercedes prueba sus sedanes, camiones, Unimog, autos deportivos, autobuses y autos de carreras.

Tras un extenso trabajo de expansión, hace más de 50 años Mercedes-Benz abrió su famosa pista de pruebas ubicada en Stuttgart, cerca de una de sus plantas más importantes. El proyecto se inició un año antes después de casi tres años de discusiones entre los jefes de la empresa.

El primer segmento que se puso en funcionamiento incluyó pistas circulares dispuestas concéntricamente con diferentes superficies como basalto azul, hormigón, asfalto resbaladizo y grandes adoquines. Además, un sistema de rociadores integrado permitió realizar pruebas en superficies húmedas.

Pero en ese momento, al igual que hoy, Mercedes-Benz tenía una cartera muy amplia de vehículos, desde sedanes y vagones regulares hasta camiones, Unimog, autos deportivos, autobuses y autos de carreras.

Desde una autopista (La B14) que cruza el predio se puede ver parte de la pista y a la izquierda el Museo de la marca donde entre otros vehículos se encuentra el Mercedes Benz 1112 de La Perlita

Desde el otro lado del previo, sobre la Autopista 201 se puede observar por encima del cerco perimetral un autobus realizando pruebas en la pista.

Poco después de que la primera parte de la pista estuviera lista, se hizo evidente que «todavía era inadecuada para las muchas y variadas demandas de los departamentos de pruebas de vehículos comerciales y de pasajeros».

Los ingenieros querían un lugar para realizar pruebas de alta velocidad, resistencia y caminos difíciles, así como una pista de pruebas para vehículos comerciales. Debido a esto, el sitio se amplió gradualmente para dar cabida a todas estas ideas.

Tomada en 1984, esta imagen extrema muestra un autobús Mercedes 190E, W126 y O 303 surcando la increíble curva empinada en la planta de Mercedes en Stuttgart.

El fabricante alemán explica que la longitud acumulada de todas las secciones de prueba es de 15.460 metros, incluidos 3.018 metros de pista de pruebas de alta velocidad. La velocidad máxima teóricamente posible en la pendiente empinada es de 124 millas por hora (200 kilómetros por hora), pero esto «sería físicamente casi insoportable para un ser humano».

Curiosamente, para propósitos a largo plazo, lo más importante es poder conducir a través de una curva de pendiente pronunciada a una velocidad de 150 km / h (93 mph) sin las manos en el volante. Como explica la compañía, en este punto ya no hay fuerzas laterales que impacten en los neumáticos y el vehículo permanece en la pista a través de la curva sin ninguna intervención de la dirección.

En los últimos 50 años, la pista evolucionó constantemente para adaptarse a las nuevas condiciones y nuevos vehículos. Por ejemplo, ahora cuenta con una sección de la carretera con una superficie de «asfalto susurrante» de bajo ruido para la medición del ruido.

Nota: Consulte la sección de comunicados de prensa a continuación para obtener más detalles.

 

Fuente: 

Mercedes-Benz

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here