Miami-Dade apuesta por autobuses escolares eléctricos

0

El superintendente de Miami-Dade, Alberto Carvalho, dijo que el distrito usará $ 11.6 millones para comenzar a comprar autobuses eléctricos

Las escuelas públicas del condado de Miami-Dade aprobaron un plan del distrito para utilizar el dinero del Estado para sustituir hasta 50 autobuses diésel por modelos eléctricos en los próximos años.

Durante varios años, las Escuelas Públicas del Condado de Miami-Dade habían estudiado reemplazar algunos de sus 1,000 autobuses diésel por vehículos eléctricos más limpios. Pero los líderes escolares dijeron que el cambio sería demasiado costoso.

La transición es parte de un movimiento pequeño pero creciente liderado por padres, estudiantes y legisladores para comprar autobuses escolares eléctricos para mejorar la salud de los estudiantes y reducir las emisiones de dióxido de carbono que calientan el planeta.

Aproximadamente 25 millones de niños viajan en autobuses escolares cada año. Y aunque solo alrededor del 1% de los 480,000 autobuses escolares de EEUU son eléctricos, hay indicios de que el impulso para abandonar los autobuses diésel está ganando impulso:

A fines del año pasado, el Instituto de Recursos Mundiales anunció una subvención del Bezos Earth Fund de $ 37.5 millones para ayudar a electrificar todos los autobuses escolares en el país para 2030. La organización sin fines de lucro trabajará durante los próximos cinco años en el proyecto con distritos escolares, comunidades, grupos de justicia ambiental, empresas de servicios públicos, fabricantes de autobuses y legisladores.

Este año, un distrito suburbano de Maryland se convirtió en el más grande del país en comprometerse a ser completamente eléctrico. Para ello planea reemplazar 1,442 autobuses diesel para 2035. Los primeros 326 eléctricos serán alquilados a Highland Electric Transportation, con sede en Massachusetts.

California, líder en autobuses escolares eléctricos del país, ha financiado la compra de 1,167 y ha presupuestado otros 1,000 durante los próximos tres años fiscales.

Según estimados, los autobuses eléctricos son un 60% más baratos de operar.

Un estudio de autobuses escolares en el estado de Washington encontró que el uso de combustibles más limpios o la actualización de diésel antiguo redujo la exposición de los niños a partículas en el aire hasta en un 50% y mejoró su salud. Sus hallazgos sugieren que un cambio a nivel nacional a autobuses escolares más limpios podría resultar en alrededor de 14 millones menos de ausencias cada año. Los investigadores de las universidades de Washington y Michigan no examinaron los autobuses eléctricos, que producen menos contaminación local que los que utilizan combustibles fósiles.

La autora principal, Sara Adar, profesora asociada de epidemiología en la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Michigan, dijo que los autobuses diésel más antiguos hicieron que los niños en el área de Seattle «tuvieran niveles más altos de contaminación del aire durante su viaje».

Los motores diésel de los autobuses escolares son mucho más limpios, ya que la EPA implementó normas que les exigían producir un 90% menos de partículas. La EPA también ha otorgado $ 55 millones para reemplazar más de 2,700 viejos autobuses escolares diésel desde 2012 y anunció en octubre que $ 17 millones más estarían disponibles.

Con los estándares mejorados, la industria del diésel argumenta que cambiar a la electricidad no reducirá significativamente las emisiones ni abordará las preocupaciones sobre el calentamiento global, especialmente porque la electricidad para los autobuses todavía a menudo proviene de combustibles fósiles. Señalan que más del 54% de los autobuses escolares son modelos más nuevos con muchas menos emisiones.

“Los distritos escolares deberían poder elegir el tipo de autobús y la tecnología que les funcione”, dijo Allen Schaeffer, director ejecutivo del Foro de Tecnología Diesel. “Algunos pueden encontrar que los autobuses eléctricos encajan bien, mientras que otros se apegarán al diésel y utilizarán combustibles renovables con bajo contenido de carbono para reducir su huella de carbono y otras emisiones”.

Los defensores señalan que casi la mitad de los autobuses diésel son más antiguos que producen contaminantes peligrosos y su mantenimiento es mucho más caro. Pero reconocen que el desafío es lograr que los distritos con fondos para autobuses más antiguos hagan la transición a los eléctricos, que a menudo cuestan tres veces más.

Muchos distritos están considerando la financiación de varios proyectos de ley en el Congreso. Sin embargo, otros opinan que solo representan parte de una estrategia demócrata para justificar un desmedido plan de gastos.

Algunos estados, incluidos Florida y Virginia, están comprando autobuses eléctricos con miles de millones de dólares del acuerdo de Volkswagen sobre su escándalo de trampa de emisiones de diésel.

El superintendente de Miami-Dade, Alberto Carvalho, dijo que el distrito usará $ 11.6 millones del acuerdo para comenzar a comprar autobuses eléctricos, pero dijo que una transición completa sería imposible sin la ayuda federal.

 

Fuente:

AP

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here