Iba a conquistar Argentina desde Brasil, pero nunca despegó: la historia de la línea aérea que nació de una empresa de colectivos

0

Se trata del principal transportista terrestre de Brasil que no logró sobrevivir como aerolínea. La aventura duró apenas unos meses

En octubre del año pasado, la joven compañía Itapemirim Transportes Aéreos quería comenzar a volar hacia la Argentina en formato low cost. Prometía revolucionar la conexión entre Buenos Aires y las principales ciudades brasileñas.

“Estamos generando nuevos destinos internos en Brasil, pero el desafío de volar hacia Buenos Aires nos pone muy contentos, pronto vamos a salir hacia allí”, dijo Fabian Olivera, director comercial de la compañía en el marco de de la Feria de Turismo Abav 2021.

La aérea nació como un desprendimiento de Viação Itapemirim, un gigante del trasporte terrestre de casi 70 años que se convirtió en la mayor compañía de colectivos de pasajeros de Brasil y América Latina.

Primer garaje de Viação Itapemirim en Cachoeiro de Itapemirim, Espírito Santo. (Fuente: IBGE)

ITA, como se la conoce en Brasil, nunca voló a Argentina y parece que nunca lo hará. Semanas atrás se empezó a hablar en medio brasileños sobre una deuda que tendría la nueva aerolínea tras haber suspendido sus operaciones de cabotaje.

La compañía afirmó que la decisión se debió a la “necesidad de ajustes operacionales”, pero expertos en el mercado aerocomercial brasileño aseguran que se debía a una falta de pagos con Orbital, empresa de handling -término aeronáutico que refiere al conjunto de actividades y operaciones que permiten que un avión pueda llevar a cabo la carga y descarga de pasajeros, mercancía y equipajes- que atendía a ITA en los aeropuertos de São Paulo -su base operacional- y Belo Horizonte.

Días después de las cancelaciones, el organismo brasileño de defensa de los consumidores, Procon, notificó a ITA pidiéndole explicaciones por la suspensión de sus servicios. “No se trata de un caso de cancelación de vuelo por fuerza mayor, como las condiciones meteorológicas. En este caso, resulta desconcertante que una empresa que acaba de abrir sus puertas las cierre y perjudique a tantos pasajeros. Tenemos que entender por qué se le autorizó a operar y luego la empresa suspende sus operaciones sin dar ninguna explicación a sus clientes”, dijo en aquel entonces Fernando Capez, el director ejecutivo de Procon.

Tras ello, se conoció otro traspié de la empresa que tuvo que devolver 2 aviones, supuestamente por la necesidad de realizarles “mantenimientos preventivos”, pero, nuevamente medios especializados de Brasil, hicieron saber que en realidad se debió a que los arrendadores le solicitaron la devolución de las aeronaves, en teoría y una vez más, por falta de pagos.

La aventura de ITA parece estar llegando a su fin tras sólo 6 meses desde que inició sus servicios regulares de cabotaje. Hace pocos días se supo que la Fiscalía del Estado de São Paulo le solicitó a la Corte Suprema de Justicia de Brasil el bloqueo de los activos de ITA y declarar la quiebra de la empresa y también de Viação Itapemirim.

Viação Itapemirim fue fundada un 4 de julio de 1953, por aquel entonces contaba con apenas 16 autobuses y poco a poco fue ganando más rutas brasileñas. Su aventura en los cielos comenzó en julio de 2021 cuando voló entre las ciudades de San Pablo y Brasilia.

No sólo no se cumplirá su sueño de conectar Buenos Aires con las principales ciudades brasileñas por la vía aérea, sino que todo el grupo Itapemirim está en medio de un torbellino financiero. La empresa es un emblema de Brasil, a tal punto que su característico color se conoce en el país vecino como “amarillo Itapemirim”.

 

Fuente:

Infobae

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here