spot_img
spot_img

La familia que hace 99 años está al frente de los colectivos que recorren Lomas de Zamora

Luego de que Teófilo Velayos pusiera en marcha, en 1923, el primer colectivo que circuló por el distrito, la 543 fue quedando en manos de sus hijos, nietos y bisnietos, que fueron sumando servicios y hoy cuentan con 6 líneas y 135 unidades.

Allá por 1922, un pujante Teófilo Velayos tenía una idea innovadora entre ceja y ceja: convertir el servicio de taxis con el que él y su socio llevaban gente desde la estación de Lomas de Zamora hasta la avenida Frías en algo más grande que pudiera trasladar todavía a más pasajeros. Un año después, y tras un proyecto presentando ante la Municipalidad, nacía el colectivo 543.

arina, Celina y Sergio Velayos, tres de los hermanos de Lomas de Zamora (Fotos Diego Arranz).

Si fue la primera empresa del rubro en el país o hubo una previa en Luján o en Capital Federal es una discusión que no será hoy zanjada. Lo cierto es que 99 años y cuatro generaciones después, los Velayos siguen al frente del transporte público que recorre de punta a punta el distrito del sur del Conurbano gracias a haber sumado a la iniciática 543 las líneas 541, 544, 549, 561 y 562.

La empresa familiar arrancó como Compañía Hispano Americana con tres coches que tenían una carrocería de madera, bancos instalados de costado, una lona que cubría las ventanillas y estribos de lapacho. Hoy, tras varios cambios nominales en su haber, se llama Yitos y contabiliza 135 unidades para realizar 14 recorridos, 380 empleados en distintos sectores y 2.000.000 de boletos vendidos al mes.

«Crecer en una empresa de colectivos fue divertido y un aprendizaje intensivo sobre el respeto hacia las personas. Fuimos pasando por todos los puestos de trabajo desde que éramos muy chicos y vivimos situaciones no comunes como, por ejemplo, que un chofer te llevara al colegio o a ir a bailar con tus amigos. También nos pasó de tomar el colectivo volviendo de la escuela y que el conductor sin decir nada se desviara para dejarnos en la puerta de casa para que no camináramos solos», contó ante la consulta de Zonales Celina Velayos, nieta del fundador de la empresa.

La firma Yitos tiene 135 colectivos en sus seis ramales que recorren Lomas de Zamora.

El árbol genealógico familiar indica que Teófilo le pasó la posta a sus hijos Jorge y Alberto y fue el primero de ellos quien luego hizo lo propio con Sergio, Jorge (h), Carina y Celina, sus herederos y quienes actualmente ocupan los cargos de presidente, responsable de Finanzas, titular de Administración y vicepresidenta, respectivamente.

Además, hay una cuarta generación de Velayos trabajando actualmente en distintos rubros de Yitos que incluye a Tomás, Yanel, Michelle, Marcos y Germán, bisnietos del fundador y nietos e hijos o sobrinos de los ex y/o actuales titulares de la firma de Lomas de Zamora.

«Hice otras cosas porque me interesaba saber cómo se manejaban en diferentes empresas. Estuve en el área de administración, realicé pasantías en la universidad y con Sergio abrimos una heladería en paralelo a los colectivos. Él, además, tuvo un bar, un negocio de ropa y otro de venta de quinoa. Los cuatro hermanos empezamos muy chicos a trabajar acá, cuando cada uno tenía 15 años, haciendo medio tiempo mientras estudiábamos», relató Celina.

La vida arriba de los colectivos de Lomas de Zamora

Las seis líneas de colectivos de la firma de los Velayos recorren todas las estaciones de trenes de Lomas de Zamora, gran parte del interior de los distintos barrios, llegan a la Universidad Nacional de Lomas de Zamora (UNLZ) y pasan por el Puente de la Noria, entre otros sitios emblemáticos del distrito.

Uno de los primeros colectivos de la línea 543, cuando lo manejaba la empresa de Teófilo Velayos.

A lo largo de 99 años de vida, las historias de situaciones ocurridas dentro de las unidades fluyen en la memoria familiar. «¡En los colectivos pasa de todo! Desde mujeres embarazadas que han tenido un bebé hasta tener que hacer de ambulancia en varios casos. Una vez, por ejemplo, nos llamó la señora de un chofer diciéndonos que su marido no iba a venir a trabajar porque se sentía mal. Hasta ahí todo normal, pero de fondo se empiezan a escuchar gritos y era el hombre que estaba teniendo ataque cardíaco. Le mandamos un colectivo que estaba cerca, lo trasladaron al hospital y se salvó», contó Celina a Zonales.

La vicepresidenta de la empresa de Lomas de Zamora también recordó de varios casos de chicos que, por distracción de sus padres, quedaron arriba de algún colectivo y el episodio que tuvo como protagonista a un señor pasado de copas que llegó a la terminal caído debajo de los asientos y, como el chofer no lo vio, y pasó un buen rato allí hasta que alguien se dio cuenta y llamó a la Policía y a Emergencias.

La línea 543 salió por primera vez a las calles de Lomas de Zamora en 1923.

«También hubo una anécdota muy emocionante. Hace poco, uno de los encargados de taller nos pidió una unidad para cumplirle el sueño a su hija de llevarla a la fiesta de 15 en colectivo. Varios choferes se ocuparon todo el día de lustrar y decorar el coche para que sea todo perfecto. También tenemos un actor entre nuestro staff de conductores que filmó dos películas, una de ellas con Susana Giménez«, cerró Velayos.es

 

Fuente:

Zonales

Artículos Relacionados

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Redes Sociales

130,447FansMe gusta
19,510SeguidoresSeguir
7,050SeguidoresSeguir

Últimas Noticias

spot_img
error: Contenido Protegido