spot_img
spot_img

La estética de los colectivos urbanos revive en un libro con textos de artistas y diseñadores

Con textos que acompañan de Liliana Porter, Sergio Bazán, Ana Gallardo y Santiago García Navarro, el flamante libro «Inconsciente colectivo», retrata a través de fotografías y pinturas la estética urbana en los diseños originales de los colectivos de Buenos Aires.

Se trata del primer libro de la artista y diseñadora gráfica Andrea Schvartzman Porter, una obra en la que documenta, a través de la fotografía pero también de la pintura, diseños de distintas carrocerías de las líneas de colectivos que circulan en la ciudad de Buenos Aires.

La obra forma parte de un recorrido que la autora inició en 2001, con la realización de un exhaustivo trabajo fotográfico que generó un archivo documental de las características visuales de las carrocerías y su evolución a través de los años, lo que a su vez permitió desarrollar pinturas basadas en esas fotografías.

«En los 90 comenzaron a fusionarse las empresas de transporte y, como consecuencia, muchas de ellas perdieron sus colores originales. En ese momento se encendió en mí el interés por el rescate de lo particular de distintas líneas de colectivos», sostiene la autora para explicar cómo nació el proyecto.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Andrea Schvartzman (@andreasch23)

En palabras de Liliana Porter, la autora «habla de su interés por los límites de la abstracción pura. Ella se pronuncia por sacarla de la autorreferencia y darle un marco social y subjetivo que pone en cuestión su enclave formalista».

La obra incluye la reproducción facsimilar del catálogo que se entregó en 2002 en el marco de la muestra «Tránsito», exposición compuesta por la serie de 25 pinturas que la artista creó en base al registro fotográfico de la línea 60 de colectivos, una de las más emblemáticas de la ciudad, que va de Constitución a Tigre.

«Esta obra comenzó con la simple observación del entorno urbano en el cual se mueven los millones de personas que habitan la ciudad y alrededores. Como artista y diseñadora gráfica, siempre me llamaron la atención el diseño y los colores de sus colectivos, porque forman parte importante de un sistema de identificación muy reconocible para cualquier persona de la ciudad, sea usuaria de colectivos o no», cuenta Schvartzman.

Los diseños de las carrocerías han evolucionado a lo largo de los años -detalla la autora-: a principios del siglo XX, lo típico era el fileteado pero con el paso del tiempo, se perdió para dar paso a un diseño completamente geométrico. En los años 90, en el marco de un proceso político y económico mayor muy vinculado a privatizaciones, se fueron fusionando las empresas de transporte y, como consecuencia, muchas de ellas perdieron sus colores originales. «En ese momento se encendió en mí el interés por el rescate de esta situación visual tan particular», añade.

Todo el proceso quedó documentado en el libro «Inconsciente Colectivo» que puede adquirirse en las principales librerías de la ciudad y en las especializadas en arte como Tienda Malba, Museo Nacional de Bellas Artes, Eterna Cadencia, Falena y Musaraña.

 

Fuente:

Télam

Instagram

Instagram de Andrea Schvartzman

Artículos Relacionados

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Redes Sociales

130,447FansMe gusta
19,510SeguidoresSeguir
7,050SeguidoresSeguir

Últimas Noticias

spot_img
error: Contenido Protegido