spot_img
spot_img

Se reabre la discusión del traspaso de 32 líneas que subsidia Nación a pesar de que circulan únicamente por CABA

Se cumple una semana de la suspensión del servicio nocturno y reducción de frecuencias durante el día para cien líneas de colectivos que circulan en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA). El reclamo, que sigue vigente, es por una deuda de 11.000 millones de pesos en subsidios que el Ministerio de Transporte destina a estas líneas. El debate reabre la discusión del traspaso a la jurisdicción porteña de 32 de ellas que subsidia Nación a pesar de que circulan únicamente por CABA.

Se trata de un lockout patronal llevado a cabo por la Cámara Empresaria de Autotransporte de Pasajeros (CEAP), la Cámara Empresaria del Transporte Urbano de Buenos Aires (CETUBA) y la Cámara de Transporte de la Provincia de Buenos Aires (C.T.P.B.A.) que repite diariamente y desde el viernes pasado la suspensión del servicio de 22 a 5 horas y la reducción de la frecuencia diaria en cien lineas que circulan por el AMBA.

Avances técnicos entre Nación y Ciudad por el traspaso de 32 líneas de colectivos

Al comenzar el conflicto el viernes pasado la deuda del Ministerio de Transporte alcanzaba los 11.000 millones de pesos, el equivalente a un mes de subsidios, que fueron acumulándose a un ritmo de 200 o 300 millones de pesos mensuales desde principios de año. En julio esta deuda creció exponencialmente al calor de la renuncia de Martín Guzmán al frente de la cartera de Economía. Es que semana a semana Economía autoriza parte de las partidas para que los distintos Ministerios puedan ejecutar su presupuesto. La semana de la renuncia, Economía no transfirió a Transporte las partidas equivalentes al último mes de subsidios y el monto se acrecentó.

Sin embargo, Transporte se comprometió a pagar semanalmente la deuda. Y efectivamente lo viene haciendo en el último mes de manera gradual. Esta semana, luego de reunirse con las Cámaras empresarias, giró 3900 millones de pesos en concepto de subsidios para destrabar el conflicto. Sin embargo, las medidas de fuerza continúan y la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT) está aplicando multas. Ya realizó 106 actas de infracción que pueden alcanzar los 18.030.600 pesos por incumplimiento de los servicios y frecuencias.

La verdadera disputa

Si bien el eje del conflicto está puesto en el vínculo Nación-Empresas de colectivo, arrastra una problemática entre el gobierno nacional y de la Ciudad de Buenos Aires por la manutención de 32 líneas de colectivos que circulan únicamente por el CABA. Es un reclamo histórico de las provincias que señalan que la Ciudad es la única jurisdicción del país que recibe fondos para subsidiar líneas de colectivos que transportan pasajeros dentro del territorio.

En 2021, Nación pagó 14.600 millones de pesos para subsidiar parte del boleto de los colectivos que circulan solo en la Ciudad. A su vez, el año pasado el gobierno nacional también aportó 28.000 millones de pesos en el Fondo Compensador de Transporte para subsidiar parte de los gastos de transporte en el resto de las provincias del interior. De esta manera, el monto para subsidiar parte del boleto de estas 32 líneas que circulan solo por la Ciudad significa aproximadamente la mitad de lo que el Tesoro aporta al Fondo Compensador.

En febrero de este año hubo una primera reunión entre técnicos de Nación y Ciudad para efectivizar el traspaso, que nunca se concretó. Es que para realizarlo debe hacerse de común acuerdo entre ambas partes. De acuerdo a la ley, debe ser aprobada además por la legislatura porteña. Las partes mantuvieron varias reuniones pero aún no llegan a un acuerdo.

En este sentido, el Ministerio de Transporte aseguró que el pago de la deuda reclamada no iba a dirigirse a las líneas de la Ciudad de Buenos Aires porque el Gobierno porteño «aún no se hizo cargo» de su parte. «Estamos pidiendo al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires que contribuya con la parte que le corresponde, pero aún no hay respuesta», explicaron desde la cartera de Transporte y agregaron: «Dicen que estamos en negociaciones, que ellos colaboran con el financiamiento, pero desde el 2019 se hacen cada vez menos cargo de los subsidios que les corresponden».

Ante la consulta de PáginaI12, desde el gobierno de la Ciudad le devuelven la pelota a Nación: «Las 32 líneas que tienen origen y destino en la Ciudad de Buenos Aires siguen siendo administradas por el gobierno nacional, que es el responsable de garantizar la sostenibilidad en su política regulatoria y tarifaria de colectivos como el GCBA lo es para el subte», aseguran y agregan que en 2022 ya giraron la «colaboración» para todo el primer semestre del año. Fueron 5280 millones de pesos en total durante 2022, menos de la mitad de lo que reciben efectivamente estas lineas de colectivo. «Actualmente estamos en negociaciones para cerrar el número correspondiente al segundo semestre», aseguraron.

 

Fuente:

Página 12

Artículos Relacionados

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Redes Sociales

130,447FansMe gusta
19,510SeguidoresSeguir
7,050SeguidoresSeguir

Últimas Noticias

spot_img
error: Contenido Protegido