Francia: Polémica por la bofetada de un chófer de autobús a un chico que cruzó la calle sin mirar

Francia: Polémica por la bofetada de un chófer de autobús a un chico que cruzó la calle sin mirar

El conductor de un autobús en la ciudad francesa Arcueil abofeteó a un niño de 12 años que cruzó la calle sin tomar precauciones y obligó al vehículo a detenerse bruscamente. Un amigo del joven filmó esta violenta reacción y la difundió en redes sociales en una publicación que dividió a la opinión pública en el país, según explicó el diario Le Parisien.

¿Está justificado lo que hizo el conductor?

Es la pregunta que divide opiniones en Francia luego de que se publicara un video en el que se ve al chofer de un autobús abofetear a un niño de 12 años por gritarle que se callara.

El adolescente cruzó sin cuidado frente al autobús en una calle cercana a París, lo que obligó al conductor a frenar repentinamente.

Cuando el chofer -cuya identidad no se ha revelado- reprendió al chico, exigiéndole que prestara atención, el menor le gritó que se callara.

Eso llevó al conductor a darle una bofetada.

Luego, el conductor le dijo al adolescente, un estudiante de secundaria de 12 años, que tuviera cuidado y prestara atención al cruzar la calle, según el RATP. El adolescente insultó al conductor, quien respondió abofeteando al niño. El incidente fue filmado y se volvió viral en las redes sociales, con casi 1,2 millones de visitas.

Otros empleados de RATP lanzaron una petición en apoyo de su colega, alegando que el joven mostró una falta de respeto. Ha recibido más de 300.000 firmas en menos de una semana. Según los compañeros del conductor, cuando este le dijo al adolescente que tuviera cuidado, el niño respondió: «Cállate y conduce tu autobús». «El conductor reaccionó caminando hacia el niño y le dio una bofetada», dijo el RATP. La autoridad local de transporte condenó el acto y dijo que era «contrario a los principios y valores de una empresa de transporte público».

El RATP ha confirmado a los medios de comunicación que lanzó una acción disciplinaria contra el conductor. «La investigación puede durar hasta dos meses», dijo la compañía. «Es demasiado pronto para decir a qué sanción enfrentará». Pero la empresa pública dice que tendrá en cuenta el hecho de que el conductor lamenta su acción.

Fuente:

Le Parisien

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido Protegido